Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2019

Norma ttg durante el embarazo por trimestres, las causas de valores bajos y altos.

Una prueba de sangre para determinar la concentración de TSH es una de las primeras pruebas de laboratorio que la futura madre debe someterse. Las tasas de TSH en el embarazo difieren de los indicadores habituales para las mujeres. Dependiendo del trimestre, se produce un cambio fisiológico (no relacionado con la enfermedad) en el nivel de la hormona estimulante de la tiroides. Es importante conocer los indicadores normales de TSH en mujeres embarazadas para identificar a tiempo las anomalías en el sistema endocrino, que pueden afectar negativamente la salud de la madre y el niño.

¿A qué afecta la TSH?

Muchas niñas que nunca antes han accedido a un endocrinólogo se familiarizan con la abreviatura de TSH en el primer trimestre del embarazo o en la etapa de planificación. Antes de descubrir qué indicador de esta sustancia debería estar normalmente en una mujer embarazada, vale la pena saber qué es la TSH y cuál es su importancia para el organismo.

TSH significa "hormona estimulante de la tiroides". Este es un enlace importante en el sistema metabólico que estimula la producción de hormonas tiroideas. La TSH pertenece al grupo de las glicoproteínas y es producida por las células de la adenohipofisis. Al controlar las funciones de la glándula tiroides, la sustancia estimula la síntesis de triyodotironina (T3) y tiroxina (T4). Estas hormonas son responsables del metabolismo energético en el cuerpo, regulan la producción de retinol y la síntesis de proteínas, afectan las funciones de los órganos reproductivos y del tracto gastrointestinal, afectan el crecimiento de los tejidos, el sistema cardiovascular y el sistema nervioso central, el estado de los órganos de la visión y la audición.

En las primeras etapas del embarazo, el feto aún no tiene la capacidad de sintetizar de forma independiente las hormonas vitales de las glándulas endocrinas, por lo que las recibe de la sangre de la madre. Para prevenir complicaciones y patologías, las mujeres embarazadas deben controlar la condición de la glándula tiroides. Establecer la concentración de TSH en el cuerpo ayudará al análisis planificado, recetado por un médico durante un período de 6-8 semanas, así como pruebas de laboratorio para períodos posteriores, realizadas de acuerdo con las indicaciones.

En una persona sana, el nivel de TSH aumenta lo más posible durante el sueño de una noche, desciende hasta la mañana y alcanza su cifra mínima al final de la jornada laboral. Una prueba de sangre para el contenido de esta hormona se lleva a cabo en la mañana, con el estómago vacío. La cantidad de TSH en el plasma no solo ayuda a evaluar el estado del sistema endocrino de la mujer embarazada, sino que también actúa como un marcador importante para evaluar el desarrollo del feto.

¿Cómo funciona el nivel de TSH en mujeres embarazadas?

En una persona sana, triyodotironina, tiroxina y TSH interactúan de acuerdo con el principio de relación inversa: cuando T3 y T4 aumentan, se suprime la hormona tirotrópica. Este patrón es la causa de las fluctuaciones fisiológicas normales de la TSH durante el embarazo en diferentes períodos.

Si una mujer adulta no embarazada tiene un nivel normal de hormona tirotrópica de 0,4 a 4,0 mU / l, durante el embarazo la norma está en el rango de 0,1 a 3 mU / l. Además, existen normas de TSH durante el embarazo en los trimestres.

1 trimestre es un período en el que la “hormona gestante”, la gonadotropina coriónica (hCG), influye activamente en la formación intensiva de triyodotironina y tiroxina. En este momento, el organismo en desarrollo del bebé aún no es capaz de producir su propio T3 y T4. Esto significa que su única fuente es el sistema endocrino materno. Bajo la influencia de hCG, se produce un crecimiento vigoroso de T3 y T4, y bajo su influencia, el nivel de hormona tirotrópica disminuye. La tasa de TSH en el embarazo temprano se reduce a 0.2–0.4 mU / l. De 12 a 16 a la semana esta cifra aumenta.

2 trimestre: tiempo de crecimiento intensivo de los órganos internos del feto. Para entonces, el feto ya ha formado los elementos básicos de varios sistemas corporales, incluido el endocrino. En el segundo trimestre del embarazo, el bebé ya tiene su propia glándula tiroides y el proceso de producción de hormonas está mejorando gradualmente. En este momento, las hormonas cambian en las mujeres embarazadas: la cantidad de tiroxina y triyodotironina disminuye, y la concentración de hormona tirotrópica aumenta. Su índice difiere del índice de TSH del primer trimestre y es de 0,3 a 2,8 mU / l.

En el tercer trimestre, las tasas de TSH en mujeres embarazadas están cerca de los valores totales y son de 0,4 a 3,5 mU / l.

En términos de TSH, la tasa para las mujeres durante el embarazo varía no solo dependiendo del trimestre, sino también del número de fetos. Si se espera el nacimiento de mellizos o trillizos, la hormona estimulante de la tiroides en mujeres embarazadas puede reducirse a casi cero.

Incluso si el feto es uno, una leve disminución o aumento de la TSH se considera una norma fisiológica y en la mayoría de los casos no requiere corrección. Además, existe cierta discrepancia en los métodos que evalúan el nivel recomendado de TSH durante el embarazo.

La tabla de parámetros de TSH utilizados en Rusia durante el embarazo contiene datos sobre la concentración de hormona tirotrópica en el plasma sanguíneo:

  • I trimestre - 0.2–0.4 mU / l,
  • II trimestre - 0.3–2.8 mU / l,
  • Término III - 0.4–3.5 mU / L.

En los Estados Unidos, la hormona TSH y el embarazo se correlacionan de manera algo diferente y los valores más bajos se consideran normales.

Un alto nivel de hormona tirotrópica, especialmente en las primeras 12 a 16 semanas, es un signo de angustia y requiere un examen detallado. Pero incluso si el indicador aumenta ligeramente y el embarazo avanza normalmente, el ginecólogo puede pedirle consejos adicionales a un endocrinólogo. El especialista evaluará adecuadamente la concentración de la hormona TSH y, si es necesario, aconsejará el tratamiento adecuado.

Desviaciones de la norma.

La TSH excesivamente baja o alta durante el embarazo es peligrosa para el futuro bebé. Tal violación de los antecedentes hormonales de la futura madre puede provocar consecuencias desagradables:

aborto espontáneo,

Separación temprana de la placenta.

parto prematuro

malformaciones fetales.

El análisis para la determinación de TSH debe asignarse a todas las mujeres embarazadas. Las mujeres que van a quedar embarazadas, pero tienen problemas con la salud de la glándula tiroides, necesitan investigar y ajustar el nivel de hormonas antes de la concepción.

Alta TSH

Si el contenido de hormona tirotrópica en el cuerpo es varias veces más alto de lo normal, se desarrolla hipotiroidismo. En esta patología, se suprime el trabajo de la glándula tiroides y el órgano no sintetiza hormonas vitales en la cantidad necesaria para la salud de la mujer y el desarrollo normal del feto. El exceso de indicadores de TSH puede ser un signo de tumores tumorales de la glándula tiroides o de la hipófisis. Otras causas del aumento de la TSH son el mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales, la inflamación de la glándula tiroides y la toxicosis tardía.

En las primeras etapas, el hipotiroidismo puede ser asintomático. Con el desarrollo de la patología, los trastornos en el cuerpo se vuelven notables y pueden representar una amenaza para el embarazo:

el embarazo con TSH elevado se complica por la anemia,

hay hinchazón de la cara, órganos del sistema respiratorio y audición,

Los órganos intestinales responden al hipotiroidismo por alteración de la digestión y la motilidad intestinal, disminución del apetito y náuseas. El hígado puede aumentar (se desarrolla hepatomegalia),

con TSH alta, el trabajo del corazón y los vasos sanguíneos se ve afectado: la presión arterial disminuye, el pulso se vuelve raro y se desarrolla una insuficiencia circulatoria.

La condición de la mujer es complicada por el síndrome hipotermico de intercambio: la temperatura normal del cuerpo disminuye, la mujer embarazada sufre de frialdad. El aumento de TSH durante el embarazo afecta la apariencia de la futura madre: el crecimiento del cabello y las uñas se ve afectado, la piel se vuelve más delgada y seca. Los cambios en el sistema nervioso central se manifiestan por somnolencia, atención dispersa, aumento de la irritabilidad, disminución de la memoria. Como resultado de trastornos metabólicos, se desarrolla la obesidad. Un cambio dramático en el peso, a su vez, puede causar diabetes gestacional, que se determina al evaluar la tolerancia a la glucosa a las 24 a 28 semanas de gestación.

¿Se necesita tratamiento si la TSH está elevada durante el embarazo? Con ligeras fluctuaciones de los valores recomendados (hasta 4 mU / l) y el contenido normal de la hormona libre T4, la corrección no está justificada.

Si, en el primer trimestre, el nivel de TSH supera el índice recomendado, se necesita asistencia médica calificada para normalizar el nivel de hormona tirotrópica. Si el tiempo no reduce su concentración en el cuerpo de la madre, el niño corre el riesgo de perder la sustancia necesaria para el pleno desarrollo del sistema endocrino. La consecuencia puede ser una interrupción involuntaria temprana del embarazo o la aparición de patologías en el feto.

La corrección del fondo hormonal en TSH alta debe ser designada por el endocrinólogo después de un examen detallado. Como preparaciones, se utilizan preparaciones de tiroxina - L-tiroxina, levotiroxina, eutirox. Si la TSH aumenta durante el embarazo, que se acompaña de enfermedades endocrinas diagnosticadas incluso antes de la concepción, la mujer necesita la supervisión constante de un especialista.

Baja TSH

¿Debería preocuparme si la hormona TSH en el embarazo se determina en el plasma sanguíneo a una concentración de menos de 0.2 mU / l? En el primer trimestre, una caída en la TSH es un fenómeno fisiológico causado por un aumento en el nivel de hCG. En este caso, no se requiere una terapia específica: entre las 12 y las 16 semanas, los índices aumentan independientemente a un nivel normal: 0,3–2,8 mU / l. La tarea del médico es distinguir la disminución natural en la TSH de la tirotoxicosis patológica, que se desarrolla en tales condiciones:

autonomía funcional (FA) de la glándula tiroides,

bocio tóxico difuso y multinodular,

hipertiroidismo artificial causado por el uso excesivo de medicamentos hormonales.

El enfoque moderno para el manejo de mujeres embarazadas con un bajo nivel de TSH implica las tácticas de observación activa. El médico controla la dinámica de los cambios en los niveles hormonales y prescribe el tratamiento en ausencia de una tendencia pronunciada a normalizarlo.

¿Qué es la TSH durante el embarazo?

El mecanismo de acción de la tirotropina: al actuar sobre los receptores específicos de los tejidos de la glándula tiroides, aumenta su secreción. La hormona también es capaz de estimular la biosíntesis de moléculas de proteínas, ácidos nucleicos y fosfolípidos celulares.

¿Cómo afecta la TSH a la concepción? Las hormonas tiroideas determinan el funcionamiento normal de los sistemas reproductivo, digestivo, nervioso y cardiovascular. El efecto mediado por la hormona estimulante de la tiroides en la concepción consiste en controlar la actividad de la glándula tiroides. Cuanto más alto es el nivel de TSH, más activa es la glándula que secreta las hormonas tiroideas (T3 y T4).

Si el nivel de estos homones se reduce en el contexto de las enfermedades del sistema endocrino, a la mujer le resultará más difícil quedar embarazada. Los pacientes tienen una violación de la maduración del folículo y la liberación del óvulo. Los folículos maduros pueden tener una estructura defectuosa, lo que conducirá a un desarrollo anormal del feto y aborto involuntario. La forma extrema de la patología se caracteriza por la infertilidad, que puede curarse con una terapia hormonal bien elegida.

TSH normal en embarazadas por trimestre

La gonadotropina coriónica (la principal hormona del embarazo) se caracteriza por la similitud de la estructura química con la TSH. Esto determina la estimulación de la síntesis de hormonas tiroideas. En el primer trimestre, el nivel de hormonas tiroideas aumenta y la TSH disminuye. Entonces la cantidad de tirotropina vuelve al rango normal. Por lo tanto, los niveles hormonales de hormona TSH y T4 en pacientes embarazadas deben seleccionarse teniendo en cuenta el término.

La paciente puede descifrar correctamente los resultados; sin embargo, solo el médico que lo atiende puede diagnosticar y seleccionar el tratamiento necesario. El peligro del autotratamiento es dañar no solo a la futura madre, sino también al niño en desarrollo. Cuanto antes se encuentre un desequilibrio hormonal en el paciente, más fácil será corregirlo.

Las normas aproximadas de TSH durante el embarazo en 1 trimestre están en el rango de 0,15 a 2,45 mU / l. Para comparación: los valores de referencia para mujeres mayores de 20 años se encuentran entre 0, 27 y 4.5 mU / l. No tenga miedo de reducir la tasa en las primeras semanas de embarazo. Esta es una variante de la norma fisiológica y no representa una amenaza para el desarrollo normal del niño.

El contenido normal de TSH en la sangre durante el embarazo en el 2º trimestre es de 0,18 a 3,2 mU / l. En esta etapa, los síntomas de la toxicosis desaparecen y el tamaño del abdomen no dificulta el movimiento y no causa molestias. La futura madre normalmente siente una oleada de energía y fuerza. Si una mujer está preocupada por la apatía, la depresión, el aumento de la somnolencia y los frecuentes cambios de humor, debe verificar el nivel de la hormona estimulante de la tiroides. Superar los valores permitidos requiere una selección inmediata de tratamiento.

El tercer trimestre se caracteriza por un nivel normal aún mayor de hormona estimulante de la tiroides. Sin embargo, debe permanecer por debajo de los valores de referencia para las mujeres no embarazadas. Se considera el valor óptimo del indicador de laboratorio considerado de 0, 29 a 3,5 mU / l.

TSH alta durante el embarazo - consecuencias, peligro

Al revelarse una desviación de la norma, se designa la investigación repetida. Esto es necesario para excluir claramente la influencia de factores externos e internos. Es importante repetir la prueba para la hormona TSH durante el embarazo al mismo tiempo, ya que su valor cambia a lo largo del día. El tiempo óptimo para la entrega: 8 - 9 am. El análisis también debe repetirse en el mismo laboratorio, ya que diferentes departamentos usan diferentes reactivos para medir el valor del índice de laboratorio.

Puede ocurrir una ligera desviación de los valores normales (no más de 5 mU / l) debido al estrés emocional reciente en el paciente examinado. Un nivel constantemente alto de tirotropina indica:

  • Proceso inflamatorio en los tejidos de la glándula tiroides.
  • preeclampsia de diversas etiologías,
  • Patología del cáncer que afecta a los órganos del sistema endocrino.
  • Mal funcionamiento en el funcionamiento normal de las glándulas suprarrenales.

La determinación final de la causa es posible solo después de un examen adicional del paciente utilizando métodos de diagnóstico instrumental y de laboratorio.

Importante: cuando se detecta un aumento de TSH en la sangre, se realiza un diagnóstico del nivel de hormonas tiroideas. Como regla general, esta condición se acompaña de una falta de hormonas tiroideas de la glándula tiroides.

Entre las razones no patológicas, se distinguen los medicamentos que contienen yodo, lo que da como resultado resultados falsos positivos.

Baja TSH durante el embarazo y posibles consecuencias para el feto.

Si se observa una disminución de la TSH durante el embarazo en el primer trimestre, entonces la mujer no tiene nada de qué preocuparse. Una condición similar ocurre debido a la manifestación de síntomas de toxicosis, que a menudo se manifiesta en forma de náuseas y vómitos. La tasa de TSH durante el embarazo se restaura a los 2 trimestres, cuando la toxicosis se debilita.

El peligro es la situación cuando el nivel de la hormona se reduce debido a la patología en desarrollo de los órganos del sistema endocrino. En el 4% de los casos en pacientes embarazadas con reducción de la hormona estimulante de la tiroides, se encuentra hipertiroidismo. Esto provoca el crecimiento de sus tejidos. La condición se denota con el término hipertiroidismo, y sus signos aparecen como:

  • sudoración
  • temblor de dedo,
  • falta de aumento de peso incluso durante la dieta normal
  • sentimientos de ansiedad y alboroto,
  • Desplazamiento del globo ocular.

En ausencia de terapia, el hipertiroidismo causará aborto espontáneo, parto prematuro, preeclampsia y también conducirá a la hipoxia fetal y retrasará su desarrollo normal.

En el 3% de los casos en pacientes, las proteínas inmunoglobulinas penetran en el niño en desarrollo a través de la placenta. La mujer tiene taquicardia, aumento de peso insuficiente y agudeza visual reducida. En este caso, el hipotiroidismo en un niño puede volverse congénito. Desaparece en los primeros seis meses de vida del bebé sin complicaciones.

No descuide el estado cuando se reduce el valor de TSH en los resultados de la prueba. Después de tomar una decisión sobre preservar el embarazo, una mujer debe someterse regularmente a diagnósticos de laboratorio para determinar el estado hormonal. Lo más probable es que el médico recomiende dar a luz con una cesárea.

¿Cómo prepararse para el análisis?

Para determinar la tasa de TSH debe estar ya en la etapa de planificación del embarazo. Al revelar las desviaciones, al principio se lleva a cabo su eliminación. La precisión de los resultados obtenidos en un 60% depende de la preparación del paciente.

Reglas para prepararse para el análisis de TSH:

  • la última comida debe ser al menos 6 horas antes de la visita al laboratorio,
  • después de consultar a un médico, debe limitar la ingesta de medicamentos y suplementos que contengan yodo durante al menos 2 días,
  • en un día para reducir las experiencias emocionales, y antes de donar sangre, siéntese en silencio en el departamento de laboratorio durante 15-20 minutos,
  • Para donar sangre a las 8-9 de la mañana.

Для анализа применяется иммунохемилюминесцентный метод, срок получения результатов от нескольких часов до 1 суток.

Методы лечения подбираются с учётом причины, вызвавшей отклонение лабораторного показателя от нормы. Женщине проводится комплексная диагностика: УЗИ щитовидной железы и надпочечников, определение гормонального статуса, проводятся тесты на онкомаркеры и аутоиммунные заболевания.

При нехватке вещества назначается гормональная терапия. No tenga miedo de la adicción o los síntomas adversos pronunciados. Los medicamentos modernos contienen la dosis mínima necesaria de hormonas para la corrección de la enfermedad.

Julia Martynovich (Peshkova)

En 2014 se graduó con honores de la FSBEI HE Orenburg State University con un título en microbiología. Graduado de posgrado FGBOU EN Orenburg GAU.

En 2015 en el Instituto de Simbiosis Celular e Intracelular, la Rama de los Urales de la Academia de Ciencias de Rusia recibió una capacitación avanzada en el programa profesional adicional "Bacteriología".

Ganador del concurso de toda Rusia por el mejor trabajo científico en la nominación "Ciencias biológicas" 2017.

Autor de numerosas publicaciones científicas. Leer más

¿Cómo funciona?

Durante los nueve meses de embarazo, el bebé está creciendo y desarrollándose activamente en la barriga materna. Para un óptimo crecimiento y desarrollo del niño, es muy importante que la concentración de sustancias hormonales en la madre sea fisiológica. Cualquier desplazamiento causará que el bebé en desarrollo se forme incorrectamente.

Como mínimo, manifestará varias anomalías y defectos en la estructura de sus órganos internos.

TTG es un indicador básico. Juega un papel importante en muchas reacciones biológicas del cuerpo. El equilibrio entre la tiroides y las sustancias hormonales de la glándula tiroides es vital.

Es especialmente importante controlarlo en mujeres que viven en regiones con deficiencia de yodo. Tienen un riesgo significativamente mayor de desarrollar diversas enfermedades.

Valores normales

Para el segundo período de carga de un bebé, las hormonas en el torrente sanguíneo comienzan a cambiar. Por lo general, esta situación se manifiesta a mediados de este período. En las primeras semanas de embarazo, este indicador no cambia significativamente en mujeres embarazadas. Algunos expertos prefieren usar tablas especiales en las que se ingresan los indicadores normales.

Es posible pasar el análisis para la determinación de la hormona estimulante de la tiroides en una clínica ordinaria y en un laboratorio privado. No se requiere una preparación seria para esto. Es importante que el suministro del indicador bioquímico haya ocurrido con el estómago vacío. Puedes beber un poco de agua antes de la prueba.

La cena en la víspera de una visita al laboratorio debe ser lo más ligera posible. Comer alimentos grasos y fritos no debe ser. Pueden llevar a resultados falsos.

Los médicos consideran los valores normales de esta sustancia hormonal en la sangre. Su concentración es de 0,4 a 4 mIU / ml.

Cualquier anomalía requiere diagnósticos adicionales. Si una mujer tiene tal violación, debe consultar con un endocrinólogo.

Contenidos:

  • Desviaciones

Hormona estimulante de la tiroides, o TSH, o tirotropina - Una hormona producida por la glándula pituitaria anterior. La función principal de la TSH es la regulación de la glándula tiroides (glándula tiroides). Al actuar sobre receptores específicos de TSH localizados en la tiroides, estimula la producción y activación de tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), que son las hormonas de crecimiento más importantes y son responsables del metabolismo de las grasas, proteínas y carbohidratos, que afectan la actividad digestiva, cardiovascular y sexual. Sistemas en el cuerpo, así como responsables de la función mental (estado de ánimo, irritabilidad).

El principio de “retroalimentación” funciona entre la TSH y la T4, es decir, la TSH afecta la producción de la glándula tiroides T4 y también la T3, y cuando aumenta su concentración en la sangre, suprime la producción de la TSH.

informacionPor lo tanto, el nivel de TSH y T4 están estrechamente relacionados entre sí. Y aunque la glándula tiroides no produce la TSH, se analiza junto con las hormonas tiroideas.

Norma durante el embarazo

La TSH estándar durante el embarazo puede considerarse de 0,4 a 4,0 mU / l, como en diferentes laboratorios, el resultado del análisis puede diferir de los anteriores. Normalmente, cada laboratorio especifica sus normas en las notas.

El nivel de TSH durante el embarazo varía según el momento. La concentración más baja de TSH en la sangre se observa en el primer trimestre del embarazo (dentro de 0.1-0.3 mU / l), lo que significa que T4 está en un nivel que permite que el bebé se desarrolle normalmente. Dependiendo de los sistemas de prueba utilizados para el diagnóstico, el nivel de TSH puede llegar a ser cero, y en el caso de embarazos múltiples, se observa una disminución en el nivel de TSH en el 100% de los casos.

El médico debe decidir si existe una desviación en la concentración de la hormona estimulante de la tiroides de la norma durante el embarazo. Si es necesario, se designan métodos de investigación adicionales, por ejemplo, un examen ecográfico de la glándula tiroides o una biopsia por aspiración con aguja fina.

Aumento de TSH

Si la hormona estimulante de la tiroides es significativamente diferente de la norma, especialmente en el embarazo temprano, y sus indicadores aumentan 2.5 veces o más, esto indica hipertiroidismo, y en muchos casos, a la mujer se le prescribe terapia con tiroxina sintética (L-tiroxina).

Para sospechar que algo no está bien, incluso si nunca ha donado sangre para hormonas y no sabe que tiene la norma, puede descubrir los siguientes síntomas que son característicos de los niveles altos de TSH:

  • La aparición de debilidad general (fatiga),
  • Alteración del sueño (se siente somnoliento durante el día y sufre de insomnio durante la noche)
  • Palidez de la piel,
  • Pobre apetito, pero se produce aumento de peso,
  • Inatención, apatía, irritabilidad, inhibición mental,
  • El engrosamiento del cuello es característico.

Por supuesto, muchos de estos síntomas son similares a la manifestación del embarazo en las primeras etapas y, sin embargo, es mejor estar seguro, consultar a un médico, tomar hormonas y luego simplemente calmarse.

TSH bajada

Un nivel bajo de TSH generalmente se considera cercano a cero. Como se mencionó anteriormente, esto puede suceder durante un embarazo múltiple. Sin embargo, la decisión final debe ser tomada por el médico y la restauración del equilibrio hormonal solo debe realizarse bajo el control de un endocrinólogo.

Una disminución en la hormona estimulante de la tiroides señala un aumento en el nivel de T4, lo que aporta sus propias características al estado del cuerpo. Se manifiesta por los siguientes síntomas.:

Norma TSH durante el embarazo: el efecto sobre la mujer embarazada y el niño.

En el feliz período de espera del bebé, es extremadamente importante controlar el fondo hormonal, que naturalmente experimenta cambios, pero no siempre: en la direccion correcta.

Hormona estimulante de la tiroides, o TSH para abreviar, se refiere a los indicadores más informativos del estado hormonal del cuerpo de una mujer embarazada.

Características de la producción de hormonas en mujeres embarazadas.

La TSH es producida por la glándula pituitaria y afecta directamente el funcionamiento de la glándula tiroides, así como la producción de otras hormonas que afectan los sistemas básicos del cuerpo.

Así, la hormona estimulante de la tiroides tiene un efecto estimulante sobre la producción y activación de la tiroxina y la triyodotironina, y éstas, a su vez, afectan el metabolismo, el trabajo de los sistemas cardiovascular, digestivo y reproductivo.

La TSH afecta en gran medida el estado de ánimo y el estado psicológico de la mujer embarazada.

Desde el momento de la concepción, el embrión comienza a secretar una hormona especial, la hCG, que tiene un efecto tremendo en el organismo de la futura madre en su conjunto y, en particular, en la glándula tiroides, activando así la hormona estimulante de la tiroides.

Pero desde germen no puede producir hormonas tiroideas por sí solo, las "extrae" de la sangre de su madre. Una gran cantidad de tiroxina se libera en el cuerpo de una mujer embarazada, y el nivel de TSH, por el contrario, disminuye considerablemente.

A medida que se desarrolla el embrión, cuando ya se convierte en un feto y adquiere su propia glándula tiroides, la TSH en la futura madre vuelve a subir casi al nivel habitual. Por lo tanto, la cantidad de TSH desigualmente A lo largo de la vida del niño.

Aprendemos qué es útil para el útero de boro cuando planeamos un embarazo, ¿cómo tomarlo?

Aquí descubrimos cuánto tiempo se puede almacenar la leche materna en el andador.

Sobre los monocitos criados en niños, lea nuestro artículo, cuéntenos sobre las reglas.

Pero, sin embargo, existen ciertos límites de normas, que van más allá de lo que puede significar mal funcionamiento en el cuerpo de una mujer embarazada y posibles riesgos para el feto en desarrollo.

Nivel normal de TSH durante el embarazo: ¿cuáles son los límites de TSH para sestram?

La producción adecuada de triyodotironina (T3) y tiroxina (T4) tiene un efecto abrumador sobre la TSH, lo que reduce su nivel en la sangre de una mujer embarazada. El indicador estándar de TSH es su concentración de 0.4 a 4.0 mU / l, pero durante el embarazo normalmente es algo más bajo.

Trimestral TTG debe estar dentro de los siguientes límites.:

  • 1 trimestre - 0.1-0.4 mU / l
  • 2 trimestres - 0.3-2.8 mU / l
  • 3 trimestres - 0.4-3.5 mU / l

Supresión de ttg Se puede expresar en mayor o menor medida. Y una ligera desviación de los límites normales no significa una falla en el sistema hormonal de una mujer embarazada. Una alarma es una inconsistencia significativa.

TSH elevada durante el embarazo: ¿cómo sospechar un punto crítico?

Los niveles de TSH que son demasiado altos durante el embarazo (2.5 a 3 veces lo normal), especialmente en el primer trimestre, son una señal peligrosa.

En la mayoría de los casos, señala hipotiroidismo (función tiroidea reducida) y, si se confirma el diagnóstico, se prescribe a la mujer en la posición para que tome hormona sintética tiroxina.

Además, un nivel alto de TSH durante el embarazo puede indicar una violación de las glándulas suprarrenales, los tumores hipofisarios o la preeclampsia grave. Ajustar el nivel de TTG es simplemente necesario, ya que si el feto pierde la hormona tiroidea de la madre, existe un alto riesgo de aborto involuntario en las primeras etapas, o el nacimiento de un niño con patologías cerebrales, hasta el desarrollo del cretinismo.

Se puede sospechar una concentración críticamente alta de TSH en el cuerpo durante el embarazo. De acuerdo a las siguientes manifestaciones.:

  • Fatiga y debilidad

Hormonas que normalizan el metabolismo.

Para una mujer en posición es muy importante comer bien, comer bien, consumir todas las vitaminas y minerales. Pero puede no tener ningún sentido si el metabolismo es bajo, y todo lo que necesita no se absorbe ni se digiere. Cuando el sistema digestivo está débil y la glándula tiroides deja de producir hormonas importantes, esto es exactamente lo que sucede. Para asegurarse de que todo esté en orden, puede realizar una prueba: debe ser la norma durante el embarazo.

Este examen lo realizan las mujeres mucho antes de la concepción, para averiguar si hay alguna anomalía en la glándula tiroides. Si se detectan problemas, deben ser curados. Por supuesto, no afectarán el hecho de la concepción de ninguna manera, no impedirán que el niño conciba en el cuerpo de la madre. Pero durante su crecimiento y desarrollo puede haber grandes problemas y retrasos en el desarrollo.

Al mismo tiempo, el problema suele ocurrir durante el embarazo. La glándula tiroides puede ser bastante débil, un sistema endocrino no preparado no podrá ocuparse de dos seres vivos a la vez, por lo que una prueba de ttg mostrará una desviación grave.

Que es

Ttg es una hormona especial llamada hormona estimulante de la tiroides. Es producida por la hipófisis anterior para estabilizar el funcionamiento de la glándula tiroides. Es ella quien crea la hormona del crecimiento, también conocida como t4. La acción tiene lugar sobre el principio de la adición: si la tiroides no produce suficiente t4, la pituitaria produce un poco más de tg, de modo que a su vez estabiliza la acción de la glándula tiroides. De manera similar, por el contrario, si m4 es demasiado, no se necesita estimulación, la cantidad de tirotropina disminuye bruscamente como innecesaria. Su número es inversamente proporcional entre sí.

Estas dos hormonas son extremadamente importantes en el cuerpo. Afectan a

  • Sistema digestivo
  • Sistema cardiovascular
  • Sistema reproductivo

Al mismo tiempo, gracias a ellos, sustancias como las proteínas, los carbohidratos y las grasas se absorben en la sangre. Tanto la deficiencia como el exceso serán perjudiciales para la madre y el niño.

Impacto y consecuencias

Dado que esta hormona en sí misma no es muy importante, no afecta al cuerpo, pero solo a una tiroides, su nivel realmente debe ser conocido. Como ya se mencionó, es inversamente proporcional al número de m4. Cuanto más mtg, menos m4 y viceversa. Al mismo tiempo, es difícil calcular directamente el nivel de hormona de crecimiento en el cuerpo, ya que esta prueba es compleja y no es lo suficientemente precisa. Por lo tanto, compruebe ttg mucho más fácil y más eficiente.

En las primeras semanas de embarazo, estas hormonas tienen un fuerte efecto en el feto: bajo su influencia, su sistema endocrino personal se desarrolla y se forma la glándula tiroides. Debido a la falta de T4, pueden ocurrir retrasos en el desarrollo o patologías no deseables. En cualquier caso, el bebé no se enfrenta a una buena desviación de la norma.

El indicador habitual del nivel de ttg - 0.4-4.0 mU / l. Para una mujer antes del embarazo, fluctúa alrededor de 2-3 mU / l. Sin embargo, después de la concepción, aparecerá otro organismo en la mujer, que cambiará completamente la imagen.

El hecho es que aproximadamente en la décima semana, el bebé tiene su propia glándula tiroides, pero el TTG aún no está formado. Pero para estabilizar el nivel de hormonas en él es necesario. Como la placenta no pierde ttg, la cantidad necesaria de T4 de la madre va al niño. Por lo tanto, a mediados del primer trimestre, la hormona de crecimiento en el cuerpo de una mujer aumenta dramáticamente, mientras que el TGH disminuye significativamente.

En algún lugar de la semana 20, el bebé comienza a destacarse por sí mismo, por lo que las hormonas tiroideas dejan de fluir de mujer a hijo. Por lo tanto, el nivel de T4 cae: ya no hay necesidad de proporcionarles dos, y el TTG comienza a crecer gradualmente. Por lo tanto, cuanto mayor sea la duración del embarazo, mayor será el número que debe mostrar la prueba. Al nacer, el resultado debe ser estabilizado e igual al habitual, como antes de la concepción.

Sin embargo, no tenga miedo de una tasa baja, si vio el resultado de un número pequeño. El resultado está influenciado por varios factores. Por ejemplo, en caso de embarazos múltiples, el nivel de ttg es mucho más bajo que en el caso de un embarazo único. Al mismo tiempo, diferentes laboratorios realizan diferentes pruebas: difieren sensiblemente en el sistema de inspección. El nivel normal siempre se indica en el resultado en una nota. Si no está seguro de si tiene un buen indicador o no, comuníquese con un médico, él lo descifra todo por usted.

Hormona estimulante de la tiroides (TSH): en el modo "esperando un milagro"

El problema de la patología tiroidea en nuestro país es extremadamente relevante. Según algunos datos, cada tercer residente de nuestro estado tiene problemas con la glándula tiroides, según otros, casi cada segundo y, lo que es más importante, la mayoría son mujeres. Y de acuerdo con los resultados de un estudio realizado por científicos domésticos, un poco menos de la mitad de las mujeres embarazadas tienen esta o aquella enfermedad tiroidea. Acerca de cuál debería ser el nivel de hormonas tiroideas y TSH durante el embarazo, y dile a este artículo.

Déjame presentarme: tiroides

La glándula tiroides es un órgano que produce hormonas que son responsables de regular prácticamente todos los procesos metabólicos en el cuerpo. La glándula tiroides está ubicada en el cuello y consta de tres partes: dos lóbulos y un istmo. Existen dos hormonas tiroideas que contienen yodo: tiroxina (T4) y triyodotironina más activa (T3), estas hormonas también se denominan tiroides. La cantidad de estas sustancias biológicamente activas está regulada por el cerebro, o más bien por su parte, por la glándula pituitaria, que también puede producir varias hormonas, en particular tirotropina o TSH. Esta hormona tiene la propiedad, si es necesario, de mejorar el trabajo de la glándula tiroides y por lo tanto aumentar la concentración de hormonas tiroideas en el sistema circulatorio.

La glándula tiroides y el comienzo de una nueva vida.

El embarazo para el cuerpo de una mujer siempre es un tipo especial de estrés, ya que hay una seria reconfiguración de todos los órganos y sistemas con la ayuda de cambios en los niveles hormonales. Desde el momento de la adhesión a la pared del útero, el embrión comienza a liberar en la sangre de la madre una hormona particular, la gonadotropina coriónica humana o la hCG abreviada. Esta hormona tiene diversos efectos en el cuerpo de una mujer embarazada, pero, entre otras cosas, tiene un efecto en la glándula tiroides, similar a la acción de la hormona pituitaria que estimula la tiroides.

Dado que el embrión en las primeras etapas aún no puede producir hormonas tiroideas de forma independiente, en forma de ausencia, las recibe de la sangre de la madre. Los niveles altos de hCG estimulan la actividad de la tiroides y comienzan a liberar una mayor cantidad de tiroxina. El aumento en T4 y T3 conduce a la inhibición de la producción de TSH hipofisaria durante el embarazo temprano.

Dado que el período de máxima producción de gonadotropina coriónica es el primer trimestre, en este momento puede registrar un bajo nivel de TSH durante el embarazo.

Al comienzo del segundo trimestre, el feto ya tiene su propia glándula tiroides, que, sin embargo, solo “aprende” a trabajar y, por lo tanto, no puede cubrir las necesidades del organismo en crecimiento por sí solo.

  • Cada quinto nivel de TSH de la mujer embarazada en el primer trimestre disminuye tanto que no puede ser determinado por algunos sistemas de pruebas de laboratorio.
  • A las 10-11 semanas, las células tiroideas del feto solo son capaces de capturar el yodo del torrente sanguíneo.
  • A las 15 semanas de desarrollo en la glándula tiroides del feto, comienzan a producirse las primeras hormonas.

Con una disminución en la concentración en sangre de la hCG de la madre, a partir del segundo trimestre del embarazo, la TSH comienza a subir al nivel inicial y, posteriormente, su desempeño en el embarazo normal continúa dentro de los límites aceptables.

Límites normales de TSH para adultos Norma

TSH durante el embarazo: ¿por qué se está investigando?

Los ginecólogos y endocrinólogos son muy conscientes de que la hormona TSH durante el embarazo juega un papel importante.Se sabe que con el inicio del embarazo en el organismo materno, cambian las funciones de casi todos los órganos. Estos ajustes son de naturaleza adaptativa y tienen como objetivo crear condiciones óptimas para el desarrollo del bebé. Por supuesto, el sistema endocrino no es una excepción. Por lo tanto, un cambio en la composición cuantitativa de las hormonas tiroideas es simplemente necesario para el curso normal del embarazo. El nivel de la hormona TSH durante el embarazo muestra cómo ocurre el desarrollo del bebé en el útero, normalmente o con discapacidades.

Norma TSH durante el embarazo y por qué se investiga.

La determinación del nivel de hormona TSH durante el embarazo se incluye en la lista obligatoria de estudios. Pero si una mujer tuvo problemas con la glándula tiroides, así como los embarazos previos tuvieron un resultado desfavorable, entonces el análisis de la TSH en este caso debe realizarse en la etapa de planificación.

El hecho es que esta hormona reacciona claramente a cualquier cambio que ocurra con la glándula tiroides. Esto se explica por una de las reglas de la endocrinología, el llamado principio de retroalimentación negativa. Su esencia radica en el hecho de que si el nivel de T3 y T4 aumenta durante el embarazo, naturalmente, el nivel de la hormona "controladora" TSH disminuye sobre ellos y viceversa.

Así, conociendo los indicadores de TSH durante el embarazo, se puede juzgar en general la función de toda la glándula. Se considera normal para las mujeres embarazadas los valores de TSH obtenidos por el método ELISA, que oscilan entre 0,24 y 2,5 µIU / ml. Esta es la norma de la hormona TSH durante el embarazo. Y, a pesar de sus fluctuaciones en diferentes períodos de embarazo, estas cifras normalmente no deben ir más allá de los límites especificados.

El efecto de las hormonas tiroideas en embarazadas.

La glándula tiroides produce triyodotironina y tiroxina, o más simplemente T3 y T4. Supervisa la actividad de la glándula y el nivel de sus hormonas hipofisarias. En su lóbulo anterior, se produce la hormona estimulante de la tiroides (TSH) y estimula la secreción de T3 y T4 en la glándula tiroides. Con el flujo de sangre, entran en casi todas las células del cuerpo y afectan su actividad.

Las hormonas regulan la proliferación celular. Y su función principal es mantener y regular el metabolismo basal. Por lo tanto, ejerciendo su efecto a nivel celular, las hormonas tiroideas son necesarias para el funcionamiento de absolutamente todos los órganos y sistemas humanos. Pero, ¿cómo afecta la TSH al embarazo?

Durante el embarazo, las hormonas estimulan el cuerpo lúteo, contribuyendo así a la preservación del embarazo en las primeras etapas. Al igual que la influencia sobre el organismo materno, bajo su control, todos los órganos del feto, incluido su cerebro, están colocados y maduros.

Al ver un efecto tan significativo de la TSH en el embarazo, queda claro por qué es tan importante que su nivel en la etapa de planificación y durante el embarazo sea normal.

TSH al planificar el embarazo

Es un error suponer que el nivel de TSH para el embarazo no es importante en absoluto. Como ya se mencionó, las hormonas tiroideas ejercen su influencia en todos los órganos del cuerpo de una mujer. Y, por supuesto, su importancia para el sistema reproductivo es muy importante. Los niveles bajos de T3 y T4, y en consecuencia un aumento del nivel de TSH al planificar el embarazo, conducen a procesos metabólicos deteriorados en los ovarios. Interrumpen la maduración de los folículos, los óvulos y el desarrollo del cuerpo lúteo. Todo esto lleva al hecho de que una mujer tiene problemas con el inicio del embarazo. Es por eso que cuando la infertilidad examina necesariamente el nivel de TSH. En casos de desviación de los valores normales, el endocrinólogo debe averiguar la razón y prescribir el tratamiento adecuado. La tasa óptima de TSH en la planificación del embarazo es el promedio de los valores de TSH (aproximadamente 1.5 µIU / ml).

Nivel de TSH durante el embarazo

Para entender cómo y por qué los cambios normales de la TSH, vale la pena averiguar qué sucede con la glándula tiroides durante el embarazo.

Desde las primeras semanas de aumento del suministro de sangre a la glándula tiroides provoca un aumento de su actividad. El estimulador más importante de la glándula en el primer trimestre es la gonadotropina coriónica. Bajo su acción, la función del órgano aumenta casi una vez y media, lo que aumenta el nivel de T3 y T4 que produce en la sangre. Ahora, al conocer el principio de la retroalimentación negativa, queda claro que el nivel de TSH disminuye. Y si la TSH se reduce durante el embarazo en el primer trimestre, entonces esto se considera normal. Y si estamos hablando de un embarazo múltiple, entonces la hCG se produce tanto que el nivel de TSH es cercano a cero.

Luego, al final de la semana 12, la cantidad de hCG en la sangre de la mujer embarazada disminuye y, por lo tanto, su efecto activador en la glándula tiroides disminuye. Esto lleva al hecho de que el análisis de TSH durante el embarazo muestra un aumento en el nivel de la hormona, pero aún dentro de los límites de los valores normales anteriores.

Con la progresión del embarazo, el nivel de hCG disminuye, pero el estrógeno por el contrario aumenta. Ellos, a su vez, estimulan la formación de proteínas portadoras T3 y T4, y se observa una disminución relativa en sus niveles en sangre.

Las hormonas relacionadas inactivas causan un aumento en la TSH. Así, desde el final del primer trimestre hasta el final del embarazo, la hormona estimulante de la tiroides aumenta, pero nuevamente sin ir más allá de los valores permitidos.

Baja TSH durante el embarazo

Parecería que en condiciones normales el nivel de TSH en el primer trimestre del embarazo disminuye, pero sus indicadores no llegan a cero. Si la hormona estimulante de la tiroides se reduce a casi cero, lo más probable es que se trate del desarrollo de tirotoxicosis en la mujer embarazada. También a favor de la enfermedad en una mujer embarazada dice un hecho, si tiene una taquicardia pronunciada durante el embarazo: más de 100 latidos por minuto. Típico para la tirotoxicosis pereglazie notada en la mitad de los casos. Y, por último, en el caso de la reducción fisiológica de la TSH, se normaliza al final del primer trimestre y cuando la tirotoxicosis permanece muy reducida. La tirotoxicosis es peligrosa en el desarrollo de aborto involuntario en su fondo. También sus compañeros frecuentes son preeclampsia, desprendimiento de la placenta, retraso del crecimiento fetal y defectos del desarrollo. Para confirmar la tirotoxicosis, debe consultar a un endocrinólogo tan pronto como sea posible y comenzar el tratamiento con tiroestáticos. Es decir un nivel demasiado bajo de TSH durante el embarazo es peligroso para el feto y requiere tratamiento inmediato.

TSH en el primer trimestre del embarazo.

Como se desprende de la tabla, la tasa de TSH en el embarazo en 1 trimestre es de 0,1 a 2,0 mU / l. Es decir, para asustarse, si después de los análisis se reducirá la TSH, no debería hacerlo. La reducción de TSH en las primeras etapas del embarazo no representa una amenaza. Los niveles elevados de TSH durante el embarazo deben observarse al final del primer trimestre, es decir, en el momento en que el embrión tiene su propia glándula tiroides.

TSH en el segundo trimestre del embarazo.

La glándula tiroides en el feto comienza a funcionar alrededor de la semana 12 del embarazo. Propio TTG es producido por un bebé ya en 15-16 semanas. Pero como la placenta no libera las hormonas del embrión, para el correcto desarrollo del niño, es necesario que la glándula tiroides de la futura madre trabaje para dos. La tasa de TSH durante el embarazo en el segundo trimestre es de 0,2 a 3,0 mU / l, es decir, aumenta. Al mismo tiempo, el nivel de hormona T4 aumenta. Pero no te preocupes por eso. El aumento de TSH en el embarazo a los 2 trimestres significa solo que el niño recibe la hormona necesaria en la cantidad requerida.

TSH en el tercer trimestre del embarazo.

El nivel de la hormona en el trimestre 3 continúa aumentando: la tasa de TSH durante el embarazo en este período es de 0,3 a 3,0 mU / l. Un exceso de la hormona T4, por el contrario, llega a la normalidad. Tales cambios se deben al hecho de que el bebé ya es autosuficiente en sí mismo con todas las hormonas necesarias para su desarrollo.

En el momento del parto, el sistema hormonal del niño es completamente normal, y el equilibrio hormonal de la futura madre se convierte en el mismo, es decir, el mismo que antes del embarazo.

Por lo tanto, consideramos la cuestión de cuál debería ser la TSH durante el embarazo en los trimestres.

Debe saber que es mejor pasar las pruebas para el mantenimiento de esta hormona por adelantado, incluso cuando planea concebir un bebé. Si el resultado está en el rango de 0.4 a 4.0 mU / l, entonces puede proceder directamente a la concepción. Si hay desviaciones, debes entenderlas en detalle. A veces, un nivel elevado de hormonas indica hipotiroidismo y un nivel bajo indica tirotoxicosis. Ambos pueden ser curados. Pero, previamente, debe pasar el análisis para detectar la presencia de anticuerpos contra TPO. Si el nivel de anticuerpos es elevado, durante el embarazo la niña debe determinar con mayor frecuencia el valor de la TSH, ya que durante el período de maternidad se puede activar cualquier enfermedad.

No hay necesidad de entrar en pánico si el nivel de la hormona en el cuerpo no corresponde a la norma. La medicina moderna es bastante capaz de corregir el equilibrio hormonal en el cuerpo de la futura madre, de modo que el desarrollo del embrión proceda como debería. Todo lo que se necesita es para una niña que está esperando un hijo: supervise cuidadosamente el estado de su cuerpo y su fondo hormonal durante el embarazo, ¡y definitivamente dará a luz a un bebé inteligente y saludable!

Mira el video: SCP-261 Pan-dimensional Vending Machine. Safe class. Food drink appliance scp (Noviembre 2019).

Loading...