Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2019

Patología de la placenta.


Pretratamiento de la fruta pélvica
(manejo del embarazo y parto)


Guías clínicas (protocolo)

Presidente de la Sociedad Rusa de Obstetras y Ginecólogos Académico de la Academia de Ciencias de Rusia VN Serov 14 de abril de 2017

Especialista en Jefe Independiente del Ministerio de Salud de la Federación Rusa de Obstetricia y Ginecología, Académico de la Academia de Ciencias de Rusia L.V. Adamyan 14 de abril de 2017

Adamyan Leila Vladimirovna - Académico de la Academia Rusa de Ciencias, Director Adjunto de Investigación de la Institución Presupuestaria del Estado Federal "Centro Científico de Obstetricia, Ginecología y Perinatología nombrado después del Académico V. Kulakov" del Ministerio de Salud de Rusia, Jefe del Departamento de Ginecología Operativa de la Empresa Presupuestaria del Estado Federal NTSGAiP nombrado después de I. Kulakov y cirugía FPDO MGMSU im.AI Evdokimova Ministerio de Salud de Rusia, especialista independiente jefe del Ministerio de Salud de Rusia en obstetricia y ginecología, vicepresidente de la Sociedad Rusa de Obstetras-Ginecólogos (Moscú).

Artymuk Natalya Vladimirovna - Doctor en Ciencias Médicas, Profesor, Jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología, Universidad Estatal de Medicina de Kemerovo, Ministerio de Salud de Rusia, Especialista Principal Independiente del Ministerio de Salud de Obstetricia y Ginecología en el Distrito Federal de Siberia, miembro de la Junta de la Sociedad Rusa de Obstetras-Ginecólogos, Presidente Asociación de obstetras-ginecólogos de Kuzbass "(Kemerovo).

Baev Oleg Radomirovich - Doctor en Ciencias Médicas, Profesor, Doctor Honorífico de la Federación Rusa, Jefe del Departamento de Maternidad de la Institución Presupuestaria del Estado Federal "Centro Científico de Obstetricia, Ginecología y Perinatología, nombrado así por el académico V.I. Kulakov" del Ministerio de Salud de Rusia (Moscú).

Belokrinitskaya Tatyana Evgenievna - Doctor en Ciencias Médicas, Profesor, Doctor Honorario de la Federación Rusa, Jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología, Facultad de Pediatría, FPC y PPS FSBEI "Academia Médica Estatal Chita" del Ministerio de Salud de Rusia, miembro de la Junta de la Sociedad Rusa de Obstetras-Ginecólogos, Presidente de la Organización Regional Regional de Asuntos Públicos " Sociedad Transbaikal de Obstetras-Ginecólogos "(Chita).

Krasnopolsky Vladislav Ivanovich - Académico de la Academia de Ciencias de Rusia, Doctor en Ciencias Médicas, Profesor, Presidente de la Institución Estatal de Atención Sanitaria Presupuestaria del Ministerio de Investigación Nuclear, Vicepresidente de la Sociedad Rusa de Obstetras y Ginecólogos (Moscú)

Logutova Lidiya Sergeevna - Doctor en Ciencias Médicas, Profesor, Director Adjunto de Trabajo Científico, GBUZ MO MONIIAG (Moscú).

Melnikov Andrey Pavlovich - Candidato de Ciencias Médicas, Investigador Senior del Departamento de Fisiología Obstétrica, GBUZ MO MONIIAG (Moscú).

Petrukhin Vasily Alekseevich - Doctor en Filosofía, Profesor, Doctor Honorario de la Federación Rusa, Director de la Institución Estatal de Atención Sanitaria Presupuestaria MO MONIAAG (Moscú).

Puchko Tatyana Kimovna - Doctor en Ciencias Médicas, investigador principal de la sala de maternidad del "Centro Científico de Obstetricia, Ginecología y Perinatología de la FGBU, nombrado así por el Académico V.I. Kulakov" del Ministerio de Salud de Rusia (Moscú).

Smolnova Tatyana Yuryevna - Doctor en Ciencias Médicas, Profesor Asociado del Departamento de Medicina y Cirugía Reproductiva de la FPDO Universidad Estatal de Medicina de Moscú que lleva el nombre de AI Yevdokimov del Ministerio de Salud de Rusia, investigador principal del Instituto Científico Estatal Federal, Instituto de Obstetricia, Ginecología y Perinatología, nombrado después del Académico VIKulakov del Ministerio de Salud de Rusia (g .Moscú).

Filippov Oleg Semenovich - Doctor Honorario de la Federación Rusa, Doctor en Ciencias Médicas, Profesor, Director Adjunto del Departamento de Atención Médica para Niños y Servicios de Maternidad del Ministerio de Salud de la Federación Rusa, Profesor del Departamento de Obstetricia y Ginecología, IPO SEI HPE "Primera Universidad Estatal de Medicina de Moscú, nombrada en honor a IM Sechenov "Ministerio de Salud de la Federación Rusa (Moscú).

Shmakov Roman Georgievich - Doctor en Filosofía, médico jefe del "Centro Científico de Obstetricia, Ginecología y Perinatología del FSBI, nombrado así por el académico V.I. Kulakov" del Ministerio de Salud de Rusia (Moscú).

Malyshkina Anna Ivanovna - Ph.D., director del FSBI "Instituto de Investigación Ivanovo de la Maternidad y la Infancia llamado así por VNGorodkov" del Ministerio de Salud de Rusia.

Breve descripción

Aprobado
Comisión Mixta sobre la calidad de los servicios médicos.
Ministerio de Salud de la República de Kazajstán
del 27 de diciembre de 2017
Número de protocolo 36

Placenta previa (placenta praevia) - fijación de la placenta en el segmento inferior del útero en el área del orificio interno. Con la presentación de la placenta está en el camino del feto naciente.

Código (s) ICD-10:

Fecha de desarrollo: Año 2017

Abreviaturas utilizadas en el protocolo:

Usuarios de protocolo: obstetras-ginecólogos, matronas, especialistas en diagnóstico por ultrasonido

Categoría de paciente: embarazadas, parturientas, puerperas con placenta previa.

La escala del nivel de evidencia:

Clasificación

:
· Presentación completa (central) (placenta praevia totalis s. Centralis) - cubre completamente la boca interna.
· Presentación incompleta (parcial) (placenta praevia parcial) - se superpone parcialmente a la garganta interna.
· PP regional (placenta previa) (placenta praevia marginalis): el borde inferior de la placenta se encuentra al nivel del borde del sistema operativo interno,
· Una placenta baja es una disposición de la placenta cuando la distancia entre su borde inferior y el útero interno es inferior a 5 cm.

Placenta firmemente unida (placenta adhaerens)
La placenta cultivada patológicamente incluye: placenta accreta (placenta accreta), placenta creciente (placenta increta) y placenta germinante (placenta percreta).

Factores predisponentes para el PP:
· Una cicatriz en el útero después de una cesárea y otras operaciones en el útero,
· Placenta previa en la historia,
· Inflamación del útero (endometritis crónica),
· Un gran número de nacimientos en la historia,
· Abortos pospuestos y enfermedades inflamatorias del útero postaborto,
· Mioma uterino submucoso,
· Embarazo después de la FIV,
· La edad de la primera persona es mayor de 40 años.
· Embarazo múltiple.

Diagnósticos

MÉTODOS, ENFOQUES Y PROCEDIMIENTOS DE DIAGNÓSTICO.

Criterios de diagnostico

Quejas:
· Sangrado del tracto genital de color brillante con un útero indoloro en la segunda mitad del embarazo
· Historia: sangrado indoloro recurrente del tracto genital

Examen fisico
· Alto standing de la parte presentadora del feto.
· Posiciones anormales o presentación pélvica del feto.

Pruebas de laboratorio:
· Recuento sanguíneo completo (hematocrito, plaquetas, coagulación sanguínea), coagulograma,
· Determinación de grupo sanguíneo y factor Rh.

Estudios instrumentales:
· Ecografía del complejo útero-placentario realizada por acceso transabdominal o transvaginal.
· Dopplerografía de la placenta (color, 3D),
· Resonancia magnética para diagnosticar y aclarar el grado de invasión de la placenta interna. La RM es el método de elección en casos de sospecha de crecimiento de la placenta, ubicada en la pared posterior, así como más informativa en pacientes con una gestación larga y con un alto grado de obesidad. [UD-S]

NB! Para el diagnóstico de placenta previa, se debe hacer lo siguiente:
· En el período de 20 semanas de embarazo durante el cribado, la aclaración de la localización de la placenta y la patología del apego (placenta adherens, placenta accret, placenta percreta) [YD-D],
· En el caso de una placenta baja, la ecografía transvaginal se realiza a las 25-26 semanas, que reclasifica el 26-60% de los casos [UD-S],
· En el caso de una cicatriz en el útero y la presencia de los siguientes factores agravantes: placenta previa o localización de la placenta en la pared frontal, es necesario repetir el ultrasonido a las 32 semanas de embarazo para excluir un aumento de la placenta. En el caso de confirmación del diagnóstico, la gestión y organización de la observación de los datos de mujeres embarazadas se realiza durante el incremento de la placenta [UD-D].

A las 36 semanas, se realiza un nuevo ultrasonido en un grupo de alto riesgo de mujeres embarazadas para el aumento de placenta y mujeres embarazadas con placenta parcial previa para volver a verificar el diagnóstico:
· Las imágenes ecográficas prenatales pueden complementarse con imágenes de resonancia magnética en casos dudosos, pero el diagnóstico final solo se puede hacer durante la cirugía.
· El valor diagnóstico de varios métodos de ultrasonido se presenta en la tabla 1.

Tabla - 1. Valor diagnóstico de los métodos de ultrasonido.

NB! En el caso de la placenta previa, es importante informar a las mujeres embarazadas sobre la necesidad de evitar las relaciones sexuales, el riesgo de parto prematuro y el sangrado. Es necesario asesorar sobre la importancia de estar cerca de un hospital de maternidad, la presencia constante de una pareja. [UD-D]

Algoritmo de diagnóstico para el diagnóstico de PP.

NB! Las mujeres embarazadas con placenta baja, si el borde de la placenta a la faringe interna está más cerca de 2 cm en el tercer trimestre, se recomienda la cesárea, pero se necesita más investigación en esta área. [D]

Diagnostico diferencial

Diagnostico diferencialy justificación para investigación adicional
En presencia de los síntomas clínicos anteriores, es necesario realizar un diagnóstico diferencial con las siguientes condiciones patológicas (tabla 2)

Tabla –2. Diagnóstico diferencial de PP.

Tratamiento (ambulatorio)

TÁCTICAS DE ADMINISTRACIÓN Y TRATAMIENTO A NIVEL EXTERIOR
Durante la asesoría a mujeres embarazadas con sangrado del tracto genital con PP sospechadas o establecidas en el contexto de la atención primaria de salud, no se realiza un examen vaginal. Una mujer embarazada es trasladada urgentemente al hospital de tercer nivel para la regionalización de la atención perinatal.
En el tercer trimestre del embarazo, las mujeres con placenta previa deben ser conscientes del riesgo de parto prematuro y sangrado. Su tratamiento debe ser seleccionado individualmente.
Las mujeres que son atendidas en el hogar deben ser informadas claramente de que estas mujeres deben evitar las relaciones sexuales. Si se produce sangrado, calambres o dolor (incluido suprapúbico no especificado, dolor intermitente), deben acudir de inmediato al hospital. Cualquier tipo de atención en el hogar requiere una gran proximidad con el hospital, la presencia constante de alguien de personas capacitadas que puede ayudarlo si es necesario. Debería ser posible tener acceso rápido al hospital de maternidad y el consentimiento informado total de la mujer. [D]

Tratamiento (hospital)

TRATAMIENTO TÁCTICO A NIVEL ESTACIONARIO
Con la vida no amenazante de una hemorragia embarazada, es posible una táctica de espera. Para evaluar la hemorragia fetomaterina, se debe realizar la prueba de Klegauer en mujeres con peso negativo (DR). Betke Para leer la dosis de inmunoglobulina anti-D. [UD-D]
En vista del aumento del riesgo de parto prematuro, se debe considerar la posibilidad de administrar corticosteroides para prevenir el síndrome de dificultad respiratoria en el feto.[UD-Un]. La tocolisis en la PP (a excepción de los β-miméticos) y el sangrado de las embarazadas que no ponen en peligro la vida es posible durante la gestación 28-34 semanas. En caso de hemorragia grave, independientemente del tipo de PP, está indicado el parto por cesárea en cualquier período de embarazo.
Antes del parto, es necesario realizar una consulta para discutir los siguientes temas: tipo de laparotomía, incisión en el útero, tácticas en el caso del desarrollo de sangrado masivo. Se requiere una aplicación preliminar para componentes sanguíneos, la presencia de consultores experimentados de obstetricia-ginecología y anestesiólogos en la sala de operaciones es obligatoria, independientemente de la urgencia de la operación.
Se recomienda cortar el útero en un área alejada de la placenta y extirpar el feto sin dañar la placenta, para considerar la posibilidad de un tratamiento conservador (dejando la placenta con su crecimiento y sin sangrado) o histerectomía electiva, en caso de confirmación de placenta suprarrenal.
Si, durante la cesárea, si no hay un incremento, se produce un sangrado masivo, que no se detiene después de suturar la incisión en el útero y administrar medicamentos uterotónicos, se aplican suturas hemostáticas de B-Lynch en el segmento inferior, el colchón u otra modificación (Hayman). En ausencia del efecto, se ligan las arterias ilíacas internas, uterinas y ováricas. Si el sangrado continúa, se realiza una histerectomía.
Si es posible, puede utilizar en las instituciones médicas los métodos radiológicos (embolización vascular). Si se sospecha / confirma el incremento de placenta en la mesa de operaciones, antes de la sección celíaca, las arterias uterinas se cateterizan y, después de la extracción fetal, se embolizan, lo que reduce significativamente la pérdida de sangre. Posteriormente, puede limpiar la superficie del útero, donde se diagnosticó el incremento de la placenta.
Con PP completo, el parto se indica solo por cesárea. En caso de presentación incompleta, regional de la placenta, es posible utilizar tácticas de espera hasta un inicio espontáneo del parto en el período de gestación de término completo o la aparición de secreción sanguinolenta del tracto genital con el consentimiento informado de la mujer. El parto comienza a conducir a través del canal de parto. El parto prematuro muestra una amniotomía, monitorización electrónica continua del feto. Con un aumento del sangrado y / o signos de sufrimiento del feto, el parto debe completarse con el parto operatorio.

Intervencion quirurgica
Nombre de la cirugía:
· Cesárea
· Suturas hemostáticas de compresión.
· Ligadura de arterias uterinas, ováricas e ilíacas.
· Histerectomía
· Embolización de arteria uterina.

Indicaciones:
· Sangrado del tracto genital después de 20 semanas de embarazo en presencia de PP.
Contraindicaciones: no

En las últimas décadas, con el crecimiento de la placenta, se han desarrollado activamente técnicas de tratamiento quirúrgico que ahorran órganos. La base para el desarrollo de tales métodos fue la introducción en la práctica de métodos que reducen la cantidad de pérdida de sangre intraoperatoria (ligadura, embolización, oclusión con balón de las arterias ilíaca, uterina), así como la posibilidad de reinfusión de sangre autóloga (dispositivos Cell-Saver) [UD-S].

Tratamiento no farmacológico con hospitalización prevista: no.
El modo es común.
Dieta personalizada.

Tratamiento de drogas - terapia sintomática de complicaciones relacionadas, ver el protocolo clínico para el perfil apropiado.
La tocolisis en la PP (a excepción de los β-miméticos) y el sangrado de las embarazadas que no ponen en peligro la vida es posible durante la gestación 28-34 semanas. Los bloqueadores de los canales de calcio (nifedipina) y los antagonistas de la oxitocina son los fármacos de elección para la terapia tocolítica. El esquema de nifedipina: 10 mg por vía oral, si persisten las contracciones uterinas, después de 15 minutos, vuelva a tomar 10 mg. Luego, 10 mg cada 3-8 horas durante 48 horas hasta que desaparezcan las contracciones. La dosis máxima es de 120 mg / día. Después de interrumpir el trabajo de parto, realizar profilaxis con SDR, no se recomienda una tocólisis adicional debido a la eficacia y seguridad no probadas. [A-1b]

Indicadores de eficiencia de tratamiento:
· Verificación prenatal del incremento de placenta (la proporción de casos de incremento de placenta diagnosticados con antenas en relación con todos los casos confirmados clínica o histológicamente),
· La frecuencia de transfusiones masivas de sangre durante el incremento de la placenta.

Hospitalizacion

INDICACIONES PARA LA HOSPITALIZACIÓN DEL ESTADO CON LA INDICACIÓN DEL TIPO DE HOSPITALIZACIÓN:

Fechas para la hospitalización planificada: hospitalización en organizaciones médicas del tercer nivel de regionalización de la atención perinatal

· Placenta previa sin sangrado a las 37 semanas para el parto quirúrgico programado a las 38 semanas de gestación,
· La placenta previa con incremento / sospecha de hospitalización incremental se lleva a cabo a las 36 semanas de gestación y el parto posterior a las 36-37 semanas. [D]

Indicaciones para hospitalización de emergencia: en organizaciones médicas del tercer nivel de regionalización de la atención perinatal.
·sangradoedel tracto genitaldespués de 20 semanas de gestación.

Fuentes y literatura

  1. Actas de las reuniones de la Comisión Conjunta sobre la calidad de los servicios médicos del Ministerio de Salud de la República de Kazajstán, 2017
    1. 1) Centro de consultas maternas e infantiles (CMACE). La vida de las madres: revisar las muertes maternas más seguras: 2006-2008. El octavo informe sobre investigaciones confidenciales sobre muertes maternas en el Reino Unido. BJOG 2011.118 (Supl. 1): 1–203. 2) McGEOWN P (2000): Recomendaciones prácticas para emergencias obstétricas. British Journal of Midwifery Vol.9 No.2 71-73. 3) Real Colegio de Obstetricia y Ginecología (2011) Placenta Praevia: Diagnóstico y Manejo, Guía Clínica Green Top. Londres: RCOG. 4) Guía Green-top No.27, 2011 - Placenta Previa, placenta previa, acumulación y vasa previa: diagnóstico y manejo. 5) Green-top Guideline No.63, 2011 - Antepartum Haemorrhage.

Informacion

ASPECTOS ORGANIZACIONALES DEL PROTOCOLO

Lista de desarrolladores del protocolo con especificación de datos de calificación:
1) Bapaeva Gauri Billakhanovna - MD, profesora asociada, jefa del departamento de obstetricia y ginecología de la rama del Centro Nacional de Investigación para la Maternidad y la Infancia JSC.
2) Sarmuldaeva Chapen Akanovna - Candidato a Ciencias Médicas, Médico Jefe Adjunto de Auditoría de la DCC en el REU "Centro de Perinatología y Cirugía Cardíaca Pediátrica", Almaty.
3) Kopobaeva Irina Leonidovna: obstetra-ginecóloga de la categoría más alta, jefa del departamento de obstetricia y ginecología de la RSE para la REU "Karaganda State Medical University".
4) Anya Zoya Nikolaevna - obstetra-ginecóloga de la categoría más alta, experta nacional en EHP en Astana.
5) Kaliyeva Sholpan Sabatayevna - Candidata a Ciencias Médicas, Profesora Asociada, Jefa del Departamento de Farmacología Clínica y Medicina Basada en Evidencia de la RSE en REU "Karaganda State Medical University".

Indicación de la ausencia de conflicto de intereses.: no

Revisores:
Ion Bologan - MD, Universidad Estatal de Medicina y Farmacología. Nicholas Testemitanu, Chisinau, Moldavia.

Especificando los términos de la revisión del protocolo: Revisión del protocolo 5 años después de su publicación y la fecha de su entrada en vigor, o en presencia de nuevos métodos con un nivel de evidencia.

Placenta previa

La placenta (asiento posterior, asiento de bebé) es una estructura embrionaria importante que se ajusta firmemente a la pared interna del útero y proporciona contacto entre la madre y el feto. Durante el embarazo, la placenta realiza las funciones de nutrientes, intercambio de gases, protectoras, inmunes y hormonales necesarias para el desarrollo completo del embrión y el feto. Se considera fisiológica la ubicación de la placenta en las paredes posterior y lateral del cuerpo o en la parte inferior del útero, es decir, en las áreas de mejor vascularización del miometrio. La colocación de la placenta en la pared posterior es óptima porque protege esta estructura embrionaria de daños accidentales. La ubicación de la placenta en la superficie anterior del útero es rara.

En caso de que la placenta se fije tan baja que en cierta medida se solape con la faringe interna, se dice acerca de la placenta previa. En obstetricia y ginecología, la placenta previa ocurre en 0.1 a 1% de todos los nacimientos. En caso de cierre total de la faringe interna con la placenta, prevalece una variante de placenta completa. Este tipo de patología ocurre en el 20-30% de los casos del número de presentaciones. Con la superposición parcial de la faringe interna, la afección se considera como placenta previa incompleta (frecuencia 35-55%). Con la localización del borde inferior de la placenta en el tercer trimestre a una distancia de menos de 5 cm del sistema operativo interno, se diagnostica una ubicación baja de la placenta.

La placenta previa crea condiciones para la prematuridad e hipoxia del feto, la posición anormal y la presentación del feto, el parto prematuro. La proporción de mortalidad perinatal con placenta prevalente alcanza entre el 7 y el 25%, y la materna, debido al sangrado y al shock hemorrágico, alcanza al 3%.

Causas de la placenta previa

La placenta previa a menudo es causada por cambios patológicos en el endometrio que interrumpen la reacción del estroma decidual. Dichos cambios pueden ser causados ​​por inflamación (cervicitis, endometritis), intervenciones quirúrgicas (legrado diagnóstico, aborto quirúrgico, miomectomía conservadora, cesárea, perforación del útero), trabajo de parto complicado.

La endometriosis, el mioma uterino, las anomalías uterinas (hipoplasia, bipodología), el embarazo múltiple, los pólipos cervicales se encuentran entre los factores etiológicos de la placenta previa. Debido a estos factores, se altera la puntualidad de la implantación del óvulo en las secciones superiores de la cavidad del útero, y su unión se produce en los segmentos inferiores. La placenta previa se presenta con más frecuencia en mujeres que vuelven a embarazarse (75%) que en mujeres primíparas.

Síntomas placenta previa

En la clínica de placenta previa, las principales manifestaciones son sangrado uterino repetido de intensidad variable. Durante el embarazo, el sangrado debido a la placenta previa se registra en el 34% de las mujeres y en el proceso de parto, en el 66%. El sangrado puede desarrollarse en diferentes períodos de embarazo, desde el primer trimestre hasta el nacimiento, pero con mayor frecuencia después de las 30 semanas de gestación. En la víspera del parto debido a las contracciones periódicas del útero, el sangrado generalmente aumenta.

La causa del sangrado es el desprendimiento recurrente de la parte de presentación de la placenta, debido a la incapacidad de la placenta para estirarse después de la pared uterina durante el desarrollo del embarazo o el parto. Cuando se produce el desprendimiento, se abre parcialmente el espacio interviloso, que se acompaña de sangrado de los vasos del útero. El feto comienza a experimentar hipoxia, ya que el área desprendida de la placenta deja de participar en el intercambio de gases. Cuando el sangrado de la placenta previa puede ser provocado por el esfuerzo físico, la tos, las relaciones sexuales, el esfuerzo durante las evacuaciones intestinales, el examen vaginal, los procedimientos térmicos (jacuzzi, sauna).

La intensidad y la naturaleza del sangrado generalmente se deben al grado de placenta previa. Para la prevalencia completa de la placenta se caracteriza por el desarrollo repentino de sangrado, la ausencia de dolor, la profusión de pérdida de sangre. En el caso de una presentación incompleta de la placenta, el sangrado generalmente se desarrolla más cerca del momento del nacimiento, especialmente a menudo al inicio del parto, durante el alisado y la apertura de la garganta. Cuanto mayor sea el grado de placenta previa, más temprano y más intenso será el sangrado. Por lo tanto, el sangrado con placenta previa se caracteriza por una naturaleza externa, un inicio repentino de inicio sin causas externas visibles (a menudo por la noche), la liberación de sangre roja, la ausencia de dolor y la repetición obligatoria.

La pérdida de sangre recurrente conduce rápidamente a la anemización de la mujer embarazada. Reducir el BCC y la cantidad de glóbulos rojos puede causar DIC y el desarrollo de un shock hipovolémico, incluso en el caso de una pérdida de sangre menor. Embarazo complicado por placenta previa a menudo ocurre con la amenaza de aborto espontáneo, hipotensión, preeclampsia. La naturaleza prematura del parto a menudo ocurre cuando prevalece la placenta.

La patología de la localización de la placenta de la manera más desfavorable afecta el desarrollo del feto: causa insuficiencia fetal-placentaria, hipoxia y retraso en la maduración del feto. Cuando la placenta previa se observa a menudo, la posición pélvica, oblicua o transversal del feto. En los trimestres II-III del embarazo, la localización de la placenta puede cambiar debido a la transformación del segmento uterino inferior y los cambios en el crecimiento de la placenta en la dirección de las áreas de mejor suministro de sangre del miometrio. Este proceso en obstetricia se denomina "migración de la placenta" y finaliza entre las 34 y las 35 semanas de embarazo.

Tratamiento con placenta previa.

Las tácticas de manejo del embarazo con placenta previa están determinadas por la gravedad del sangrado y el grado de pérdida de sangre. En el trimestre I-II, en ausencia de sangrado, las mujeres embarazadas con placenta previa pueden estar bajo la supervisión ambulatoria de un obstetra-ginecólogo. Al mismo tiempo, se recomienda un régimen de protección, que excluye los factores que desencadenan el sangrado (actividad física, vida sexual, situaciones estresantes, etc.)

Durante el período de gestación de más de 24 semanas o el sangrado que ha comenzado, el embarazo se controla en un hospital obstétrico. Las tácticas terapéuticas en la placenta previa están dirigidas a la máxima prolongación del embarazo. Se prescriben reposo en cama, fármacos con efectos antiespasmódicos (drotaverina) y tocolíticos (fenoterol, hexoprenalina), se corrige la anemia por deficiencia de hierro (preparados de hierro). Con el fin de mejorar el flujo sanguíneo placentario y uteroplacentario, se utiliza la administración de pentoxifilina, dipiridamol, ácido ascórbico y pirofosfato de tiamina. Con la amenaza del parto prematuro a las 28 a 36 semanas de embarazo, se recetan glucocorticoides (dexametasona, prednisolona) para prevenir los trastornos recurrentes en el recién nacido.

Las indicaciones para un parto prematuro de emergencia son sangrado repetido superior a 200 ml, anemia grave e hipotensión, sangrado con pérdida de sangre en una sola etapa de 250 ml, sangrado con placenta previa completa. La cesárea en estos casos se realiza para salvar a la madre, independientemente de la edad gestacional y de la viabilidad del feto.

Con una prolongación exitosa del embarazo a un período de 37-38 semanas, se elige el método óptimo de parto. La cesárea se muestra absolutamente en todos los casos de presentación completa de la placenta, así como presentación incompleta, combinada con la posición transversal o presentación pélvica del feto, cargada por antecedentes ginecológicos obstétricos, cicatriz en el útero, fetos múltiples, polihidramnios, pelvis estrecha.

El parto natural es posible solo con una placenta previa incompleta bajo la condición de madurez del cuello uterino, buen parto, cabeza del feto. Al mismo tiempo, el estado del feto y la actividad contráctil del útero se monitorean constantemente (CTG, fonocardiografía del feto). En el período posparto temprano, las mujeres a menudo dan a luz a hemorragias atónicas, un loiómetro, una infección ascendente y la metrotromboflebitis. Si es imposible detener de manera conservadora el sangrado masivo, se recurre al útero: amputación supravaginal o histerectomía.

Placenta central previa

La abertura de la entrada del canal cervical está completamente bloqueada por la parte principal de la placenta. Cuando el examen vaginal local por palpación es imposible sondear las membranas fetales, ya que están cerradas con un tejido de placenta.

Dicho diagnóstico también es una patología grave y excluye la posibilidad de un parto normal.

Placenta frontal previa

La formación de tejido placentario en el segmento anterior no se considera patología. Las variantes de presentación anterior y posterior corresponden a la norma hasta la semana 25-27 de gestación.

Durante las siguientes 6 a 8 semanas, junto con el crecimiento intrauterino activo del niño y las paredes de la cavidad, la placenta puede cambiar, y en el momento del inicio del parto, no habrá riesgo de complicaciones.

¿Qué significa placenta previa baja?

Baja previa se llama una situación en la que la placenta se fija a una distancia corta (menos de 3 cm) de la entrada al canal cervical y no la cierra.

En tal estructura, el parto normal es bastante factible en ausencia de otros riesgos. Con la observación adicional, hay 2 situaciones posibles:

  • mover la placenta junto con las paredes en crecimiento y la posibilidad de un flujo normal de trabajo
  • cambio hacia abajo: entonces hay un caso de superposición parcial o absoluta del canal de parto, por lo que el médico supervisor debe evaluar la necesidad de atención obstétrica y el riesgo de un parto natural.

Baja placenta previa

Placenta marginal baja previa

También es una de las opciones para una presentación más baja con la colocación en el borde de la garganta interna.

Las tareas de un examen de ultrasonido realizado en la semana 36-37 del embarazo incluyen la aclaración del grado real de presentación, es decir, Evaluación de la cantidad de superposición y el desarrollo de la patología:

  • Etapa 1: la placenta se encuentra cerca de la abertura interna del cuello uterino, pero está distalmente alejada de ella, al menos 3 cm.
  • 2 grados: la parte inferior se fija cerca del borde de la entrada al canal cervical, pero no la cierra
  • 3 grados: parte de la placenta cubre parcial o completamente el orificio interno del útero. Al mismo tiempo, la parte principal del tejido placentario se desplaza a lo largo de la pared anterior o posterior.
  • Grado 4: la placenta se encuentra totalmente en el segmento inferior y bloquea firmemente la entrada al canal cervical con su parte principal

Ecografía en la segunda mitad del embarazo.

Como regla general, el diagnóstico del tercer o cuarto grado de patología implica una cirugía para la atención obstétrica (cesárea electiva) para excluir las lesiones y la muerte del recién nacido y la madre.

De la futura madre:

  • Cambios adquiridos en la estructura de la membrana mucosa del útero, que se forman como resultado de enfermedades inflamatorias transferidas de diversa naturaleza: endometriosis, endometritis, anexitis, parametritis, salpingitis, endocervicitis
  • Daño mecánico al endometrio: aborto, legrado, partos complicados, intervención quirúrgica
  • Características fisiológicas, incluidos los cambios adquiridos en la estructura del útero o la presencia de diversas formaciones: subdesarrollo de los órganos genitales internos, lesiones del área pélvica, curva del útero, fibromas, quistes
  • Enfermedades del corazón, hígado y riñones que conducen a la formación de procesos estancados en la región pélvica y en los órganos genitales internos.
  • Trastornos hormonales, que resultan en disfunción menstrual: ciclo irregular, flujo menstrual abundante, dolor intenso

Baja placenta previa durante el embarazo: síntomas

  • Los principales síntomas que indican una baja previa son sangrado repetitivo, intenso o deficiente, a menudo no acompañado de sensaciones dolorosas.
  • El sangrado es externo, sin la formación de hematomas en la cavidad, puede aparecer sin razones específicas ya en las primeras etapas, a partir de la semana 12-14 y continuar hasta el momento del parto.
  • Con mayor frecuencia, estos síntomas se observan en la segunda mitad de la gestación (28 a 32 semanas) y empeoran al final del tercer trimestre. La intensidad y la frecuencia del sangrado no dependen del grado y la forma de presentación, pero están relacionadas con la estructura fisiológica del tejido.

Sangrado con placenta baja previa.

  • La causa del sangrado es un desprendimiento parcial de pequeñas áreas de la placenta a medida que las paredes del útero se estiran
  • Los factores externos adversos pueden provocar sangrado: gran esfuerzo físico, exceso de trabajo, condiciones estresantes, examen ginecológico, contactos sexuales, hipotermia, viajes largos, visitas al baño
  • Los síntomas indirectos de baja previa son la posición intrauterina incorrecta del feto, el desplazamiento del útero

¿Qué amenaza la baja placenta previa durante el embarazo?

El diagnóstico de baja previa puede significar el desarrollo de complicaciones relacionadas durante el embarazo:

  • La amenaza de aborto involuntario - debido a los casos periódicos de desprendimiento parcial de tejido placentario, que conduce a un aumento del tono uterino, sangrado repetido y desnutrición del feto
  • La anemia y la hipotensión (presión arterial baja): se desarrollan como resultado de un sangrado regular, causan debilidad, dolores de cabeza, mareos, fatiga
  • Presentación anormal del feto: debido a la falta de espacio en el útero inferior para colocar la cabeza del bebé
  • La hipoxia y la probabilidad de retraso en el desarrollo fetal: el debilitamiento del flujo sanguíneo en los tejidos de la placenta reduce el suministro de suficiente oxígeno y nutrientes esenciales al niño, lo que causa la hipoxia crónica del feto y afecta su correcto desarrollo y crecimiento.

Deterioro de la condición de la mujer embarazada en caso de baja localización de la placenta

Baja placenta previa durante el parto.

En el caso de diagnóstico de presentación baja, la futura madre debe estar bajo la supervisión constante de especialistas.

El parto puede tener lugar, tanto de forma natural como con la ayuda de una intervención quirúrgica. La elección del método obstétrico está determinada por el médico a cargo y depende del estado general de la mujer, el grado de presentación, la ubicación del feto en el momento del parto, la presencia de hemorragia y otros factores relacionados.

La cesárea programada se lleva a cabo en el 75-85% de los casos de presentación inferior en un período de 38 semanas.

El parto espontáneo en tal situación es extremadamente peligroso, ya que el desprendimiento completo de la placenta puede causar sangrado abundante, hasta la probabilidad de muerte para la madre y el feto.

Cesárea con placenta baja previa

Las indicaciones directas para la cirugía son:

  • Completa placenta baja previa
  • Presentación pélvica o pie del feto.
  • Cicatriz uterina después de la cirugía
  • Embarazo múltiple o tardío
  • Historia cargada: enfermedades inflamatorias, abortos, fibromas o útero poliquístico
  • Incesante sangrado intenso con pérdida de sangre de más de 200 ml.

Si no hay indicación de una cesárea, en presencia de parto activo, realice un parto normal. Si se desarrolla una hemorragia, un obstetra debe tomar una decisión sobre una cesárea de emergencia.

Sexo y placenta baja previa.

El contacto sexual y los juegos sexuales en el caso de una presentación inferior están estrictamente contraindicados, ya que cualquier presión física, así como la excitación sexual, pueden provocar una reducción intensa de los músculos del útero, desprendimiento parcial o completo de la placenta, sangrado y amenaza de aborto.

Placenta baja previa durante el embarazo: tratamiento.

No hay ningún tipo de terapia que pueda afectar la ubicación real de la placenta. Por lo tanto, el tratamiento de las mujeres consiste en la observación constante, el alivio oportuno de la intensidad del flujo sanguíneo y la preservación del feto.

Supervisión médica obligatoria de una mujer embarazada.

La futura madre está contraindicada en cualquier estrés físico y psico-emocional, así como en otras afecciones que pueden causar sangrado y provocar un aborto espontáneo. Durante el descanso, debe tomar una postura, acostado sobre su espalda, levantando ligeramente las piernas.

Se debe prestar especial atención a la nutrición adecuada, a la realización oportuna de los estudios y pruebas clínicos necesarios.

A partir del segundo trimestre del embarazo, el tratamiento consiste en tomar los siguientes medicamentos:

  • para mejorar la elasticidad del útero, aliviar los espasmos y aumentar el tono - Drotaverin, Papaverine, Ginipral
  • para prevenir el desarrollo de deficiencia de hierro - Aktiferrin, Hemohelper, Ferlatum, Hemofer, etc.
  • для усиления кровообращения и питания плацентарной ткани и плода – Курантил, Актовегин, фолиевая кислота, витамин Е, Магне В6

Частота и возможные причины предлежания плаценты

Частота предлежания плаценты колеблется в пределах 0,01-0,39%.
En los últimos años, el número de mujeres en trabajo de parto con prevalencia de placenta ha aumentado en los hospitales de la ciudad en comparación con años anteriores. Esto se explica no solo por el aumento absoluto en el número de estos casos, sino también por la concentración de embarazadas y mujeres en trabajo de parto con esta patología en hospitales urbanos.
Por lo tanto, el número de mujeres en trabajo de parto con placenta previa en hospitales obstétricos en áreas rurales es de 10 a 15 veces menor que en hogares obstétricos urbanos.
De los 129,000 parturientas en 420, se detectó placenta previa (0,32%), con una presentación central en 50,9%, lateral en 14,6%, marginal en 34,5%, baja en 0,055%.
Cabe señalar que la última cifra incluyó solo aquellos casos en los que la inserción baja de la placenta estuvo acompañada de sangrado uterino.
El análisis de las historias de parto en mujeres con placenta previa muestra que los médicos no siempre determinan correctamente la placenta previa cuando abren el cuello uterino a menos de 5 a 6 cm. Esto puede explicar, aparentemente, un mayor porcentaje de placenta central previa.
Cuando se abre el cuello uterino, a menudo se toma como centro la presentación lateral de la placenta de 3-4 cm.
El mayor número de mujeres que tuvieron placenta previa dio a luz nuevamente (40.5%) y por primera vez (27.8%), los terceros partos se notaron en 18.2%, cuarto y más, en 13.5%.
Casi la mitad de todas las mujeres con placenta previa tienen sangrado uterino en el período de hasta 37 semanas de gestación. Antes de la semana 21 de embarazo, el sangrado ocurrió en 3.8%, en 21-28 semanas, en 18.6%, en 29-35 semanas, en 20.4%, en 36-40 semanas, en 57.2%.

Cuadro clínico y diagnóstico de placenta previa.

Cualquier sangrado del tracto genital en términos de más de 20-25 semanas de embarazo en ausencia de cambios morfológicos en la vagina y el cuello uterino se debe considerar como resultado de una posible placenta previa.
Con un seguimiento más cuidadoso de una mujer embarazada o una mujer en trabajo de parto, se puede aclarar la causa del sangrado y aplicar métodos de tratamiento apropiados.
Si el sangrado del canal del parto ocurre en las últimas etapas del embarazo, es necesario examinar cuidadosamente a la mujer embarazada en el hospital.
La intensidad y la magnitud de la pérdida de sangre no siempre está determinada por el tipo de placenta previa. En algunos casos, con la presentación central de la placenta, se produjo una pérdida de sangre relativamente pequeña, mientras que en el lado y el borde de la placenta grande. Sin embargo, el riesgo de grandes pérdidas de sangre en períodos de tiempo relativamente cortos depende directamente del tipo de presentación.
El sangrado con placenta previa siempre se asocia con la destrucción de la integridad de los senos intervalares, cuanto mayor es el área de su destrucción, más fuerte es el sangrado. Además de este factor principal, la naturaleza de la actividad laboral no es de poca importancia en la aparición de hemorragias.
Con el trabajo de parto intensivo, la intensidad del sangrado se ve afectada no solo por un aumento en el área de la alteración intestinal entre los espacios intercellosos, sino también por la duración y la fuerza de las contracciones. Cada fuerte contracción impide la salida venosa de la sangre de los espacios intercellosos debido a la compresión de la red venosa ubicada en el músculo del útero, y conduce a un aumento del sangrado. Por lo tanto, el bloqueo del parto, reduciendo el desprendimiento de la placenta, reduce la cantidad de pérdida de sangre. El tercer factor que determina la tasa de sangrado y la cantidad de pérdida de sangre es la naturaleza de la formación de trombos (tasa de coagulación de la sangre y el grado de densidad de los coágulos de sangre formados). Con una disminución en la coagulación de la sangre, incluso un pequeño desprendimiento de la placenta conduce a un sangrado significativo ya veces fatal.
Como regla general, en mujeres embarazadas y parturientas, el sangrado tiene un carácter similar al de una ola, a veces aumenta y luego casi se detiene. Incluso una pequeña tensión física (movimiento intestinal, sentadilla, etc.) puede causar otra oleada de sangrado. Observamos mujeres en trabajo de parto en las que el sangrado excesivo comenzó durante el sueño, en ausencia de sensaciones subjetivas del trabajo de parto. El sangrado puede ser corto y largo. Ocurrió durante el embarazo, y luego se detuvo, reaparece con el inicio de la actividad laboral, su carácter nunca se puede prever. El sangrado prolongado, incluso leve, cuya magnitud a menudo es difícil de explicar, puede llevar a una anemia significativa.
El diagnóstico de placenta previa se puede hacer con la apertura del cuello uterino, con palpación inmediata del tejido de la placenta, así como mediante angiografía de contraste. Antes de la apertura del cuello uterino, solo puede hacer un diagnóstico presuntivo.
Durante un examen externo del útero en el último mes de embarazo o en la primera etapa del parto, con una presentación central ya veces lateral de la placenta, hay una posición alta de la cabeza, movilidad significativa, el polo inferior de la cabeza a menudo está a 3-4 cm del borde superior de la articulación púbica. tenga en cuenta que una condición similar puede ocurrir con la pelvis clínicamente estrecha o con diversos grados de estrechamiento anatómico.
Un obstetra con experiencia a menudo puede determinar la presencia de placenta que prevalece en la palpación de la cabeza de acuerdo con el grosor de los tejidos de la pared uterina. Sin embargo, este método se distingue por una gran subjetividad.
El método de diagnóstico más confiable es un examen vaginal, en el que el médico puede determinar con precisión la presencia o ausencia de tejido placentario si el canal cervical está abierto más de 1.5-2 cm.
El examen vaginal no se debe realizar cuando no hay condiciones para el parto inmediato (no se ha preparado un quirófano), ya que la investigación cuidadosa en guarderías a menudo es la causa de un sangrado significativo y, en ocasiones, mortal.
En caso de embarazo prematuro y la ausencia de apertura del cuello uterino, es necesario prescribir medicamentos que alivien las contracciones y reduzcan el tono del útero (pantopón, tropacina, sulfato de magnesio, etc.). Con una pérdida de sangre de más de 200-300 ml, se indica la transfusión de sangre, incluso si el sangrado se ha detenido. La transfusión de sangre no es solo un método para tratar la posible anomia, sino también un método para aumentar la coagulación y estimular la hematopoyesis.
Para aclarar el diagnóstico de placenta previa, se utilizan métodos adicionales de investigación: amnioscopia, cistografía, angiografía y ecografía.
La amnioscopia se realiza en la posición de una mujer embarazada en una silla ginecológica. El cuello uterino se expone mediante espejos. El tubo del amnioscopio se inserta en la vagina y el canal cervical cuando se abre 2-3 cm. En la ausencia de placenta, la vejiga, el líquido amniótico y, a veces, incluso la parte del feto que se presenta son claramente visibles. En el caso de la previa, se establece la presencia de la placenta. Si se inserta inadvertidamente el tubo del amnioscopio en el cuello uterino, se puede producir una hemorragia importante, por lo que este método solo debe utilizarse cuando el diagnóstico no está claro según los datos clínicos.
Uno de los métodos auxiliares para el diagnóstico de placenta previa es la cistografía. Para hacer esto, llene la vejiga con una solución de sergosina al 10% hasta que tenga ganas de orinar y luego realice una radiografía de la región pélvica. En el caso de la placenta previa, la brecha entre la parte inferior de la vejiga y el polo inferior de la cabeza aumenta significativamente.
El método exacto de diagnóstico de placenta previa en ausencia de apertura del cuello uterino es un método de angiografía de contraste del útero.
La esencia de la angiografía contrastante es la siguiente.
En la arteria femoral de la región del tercio superior de la bodra inserte una aguja, a través de la cual se inserta un tubo de catéter semirrígido o rígido. El catéter se empuja contra la corriente de la kropy ligeramente por encima de la bifurcación aórtica. Se retira la aguja y se deja el catéter en el vaso. Se inyecta un agente de contraste directamente en las rocas por medio de una radiografía y después de la compresión previa de las arterias femorales debajo del punto de inserción. El contraste, que se extiende a través de las arterias de la pelvis, se concentra lo suficiente en los vasos del útero. El número y el diámetro de los vasos en el área de unión de la placenta (espacios intercellosos) difiere significativamente en el tamaño del patrón de sombra del resto del útero frecuente, lo que permite establecer un diagnóstico preciso. Después de llevar a cabo vazografiya el catéter se retira. El sitio de su introducción es trombosado rápidamente y no requiere la imposición de una sutura vascular.
Para ultrasonido, se utilizan dispositivos especiales de diagnóstico por ultrasonido, que permiten registrar la intensidad de las señales reflejadas de los tejidos y fluidos que tienen diferentes densidades. De acuerdo con los datos del ecograma, es posible juzgar la posición del feto, la placenta previa y la proporción del tamaño de la parte de presentación y la entrada a la pelvis pequeña. El método de ecografía es inofensivo, pero el uso del dispositivo y la interpretación de los ecogramas requieren un conocimiento especial y una cierta habilidad.
De particular importancia para el resultado del embarazo y el parto es un registro preciso de la cantidad de sangre perdida, especialmente con hemorragias menores de larga duración. Los análisis de sangre se deben realizar al menos 2 veces a la semana (después de 2-3 días).
Con una disminución en el porcentaje de hemoglobina y el número de glóbulos rojos, es necesario realizar una transfusión de sangre o una masa de glóbulos rojos.
La pérdida crónica de sangre a menudo durante mucho tiempo no afecta los valores del hemograma. Sin embargo, la pérdida de sangre posterior e incluso pequeña a menudo conduce a trastornos hemodinámicos graves y muertes debido a una disminución en las reacciones de adaptación del cuerpo, si de manera oportuna la asistencia médica no se proporcionó en su totalidad con una cantidad suficiente de transfusión de sangre. Las mujeres embarazadas con sangrado menor prolongado deben ser controladas de cerca.

Manejo y resultados del parto con placenta previa.

Las mujeres embarazadas con sospecha de placenta previa deben estar en el hospital obstétrico, deben ser enviadas al hospital más cercano, habiendo notificado previamente al médico de este hospital acerca de la condición de la mujer embarazada que está siendo transportada o de la mujer en trabajo de parto. Si se confirma el diagnóstico de placenta previa, la mujer embarazada debe estar en el hospital antes del parto.
Las tácticas de los médicos en el inicio del trabajo de parto y el sangrado causado por la placenta prevaleciente dependen del grado de sangrado y de la anomalía que se ha producido, las capacidades del hospital donde se encuentra la mujer embarazada o la mujer y las calificaciones del médico que realiza la observación de la mujer embarazada.
Con un sangrado significativo en mujeres embarazadas que se encuentran en un hospital rural, es necesario esforzarse por dormir o reducir la actividad del parto mediante la administración de medicamentos antiespasmódicos (sulfato de magnesio, pantopón, no-spa, etc.) y llamar al obstetra-ginecólogo del distrito, habiendo creado previamente las condiciones adecuadas para el parto. .
El transporte de mujeres embarazadas o en trabajo de parto con sangrado continuo está contraindicado, ya que esto siempre aumenta el sangrado y empeora el pronóstico.
La placenta central previa, independientemente de la intensidad del sangrado, es una indicación absoluta de cesárea, que debe realizarse inmediatamente después del diagnóstico.
Con la presentación lateral y regional de la placenta, un método eficaz para detener el sangrado es la disección instrumental de las membranas con un aumento simultáneo de la actividad laboral. La inserción de la cabeza en la entrada de la pelvis pequeña conduce al cese del sangrado. Si no se produjo la inserción de la cabeza, el sangrado a menudo aumenta, especialmente cuando la ruptura de la ruptura de las membranas es áspera. En estos casos, puede utilizar dos métodos: a) la operación de metreyriz yb) la imposición de pinzas de piel en la cabeza. En presencia de un pie o nalgas de glúteos completos, se puede aplicar la extracción cuidadosa del vástago fetal con la posterior suspensión de la carga.
Metreyripter toma un volumen suficiente (400-500 ml) e inyecta en la cavidad amniótica en forma de un cigarro con una herramienta especial inmediatamente después de abrir la membrana del saco, luego la llena con un líquido estéril. En el extremo inferior del tubo de metreirine, se coloca una pinza y el peso de no más de 300-400 g se suspende a través del bloque. Después del nacimiento del metreirinter, la cabeza fetal se inserta en la pelvis y presiona la placenta.
Con una gran pérdida de sangre o la presencia de una placenta central, el parto debe realizarse en las condiciones de la aldea en su lugar. Desde el centro del distrito debe llamar al obstetra y la hermana operadora. Si es imposible transportar al paciente al hospital más cercano, el parto debe realizarse en un hospital de obstetricia de granja colectiva o en el puesto de asistente de obstetricia y asistencia médica.
Las pinzas de cabeza y piel son mejores para imponerlas bajo el control de la visión. Para ello, con la ayuda de amplios espejos vaginales, exponga el cuello uterino y, si está lo suficientemente abierto, se aplican unas pinzas de cabeza de piel a la parte de la cabeza de presentación que es visible para el ojo. Con una apertura insuficiente del cuello uterino (no más de 3 a 5 cm) y la cabeza móvil, puede fijarse desde las cubiertas externas del abdomen y aplicar fórceps de cabeza de piel bajo el control de los dedos (a ciegas).
Después de aplicar las pinzas de cabeza y piel, debe verificar su ubicación en la piel de la cabeza. La carga se cuelga de las pinzas a través de la unidad y se dispensa con precisión. La duración máxima de la estancia de las pinzas en la cabeza no debe exceder de 3 a 4 horas, y el valor de carga es de 300-500 g.
La imposición de un extractor de ventosa de taza, incluso de tamaño pequeño, es muy difícil con una cabeza móvil y, como regla general, conduce a un aumento del desprendimiento de placenta en el momento de la imposición y al flujo sanguíneo significativo. Por lo tanto, este método no puede ser recomendado para estos fines.
Si, después de realizar estas medidas, el sangrado no se detiene, se indica una cesárea.
Una forma rara de presentación es la placenta cervical, que, cuando se reconoce, debe extirpar inmediatamente el útero. Sin embargo, esta patología generalmente se manifiesta en períodos gestacionales de hasta 16-20 semanas.

Complicaciones del parto durante las operaciones de parto.

La placenta previa puede ser una de las causas del embolismo aéreo y el embolismo con líquido amniótico.
El cuadro clínico de estas afecciones es similar y se describe en los capítulos respectivos. El aire y el líquido amniótico pueden entrar en cantidades significativas en el lecho vascular de la madre a través del espacio intercelular o los vasos del útero lesionados.
Durante la cesárea, el líquido amniótico a menudo penetra en el torrente sanguíneo de la madre a través de los vasos en el sitio de la incisión uterina. Después de la cirugía, las mujeres en trabajo de parto pueden tener sangrado hipo y atónico, cuyo reconocimiento posterior lleva a la muerte. Cabe señalar que la observación de mujeres embarazadas y el manejo del trabajo de parto en el caso de la placenta previa requieren mucha atención, experiencia, ya que es posible la resangrado. Por lo tanto, desde el primer día de admisión de una mujer embarazada o en trabajo de parto en el hospital obstétrico, se debe desarrollar un plan individual para su manejo.
Solo una gran atención del médico tratante al paciente, su exposición, basada en el análisis correcto de los datos obtenidos durante el examen de una mujer embarazada o en el parto, dada la buena disposición de esta institución para realizar un parto inmediato si es necesario, proporciona una base para el manejo razonable del embarazo y el parto. Cuanto menor es la experiencia del médico y la cultura obstétrica de esta institución, más a menudo recurren a la cesárea para esta patología y mayor es el porcentaje de establecimiento de un diagnóstico no siempre razonable de la placenta central previa.
El diagnóstico final de la placenta previa se aclara después del nacimiento de la placenta sobre la base de su examen, aunque el método de parto utilizado debe estar justificado por los datos obtenidos durante el examen de la mujer en el parto.

Obstetras en Yekaterinburg


Lavrentyeva Inna Vadimovna

22 opiniones Inscríbete

Precio: 1500 rub.
Especializaciones: Obstetricia, Ginecología, Ginecología-Endocrinología.

Lavrentyeva Inna Vadimovna Precio de recepción: 1500 rub.

Haga una cita de 1500 rublos. Al hacer clic en "Concertar una cita", acepta los términos del acuerdo de usuario y da su consentimiento para el procesamiento de datos personales.
Shmakova Nadezhda Aleksandrovna

34 opiniones Inscríbete

Precio: 1200 rub.
Especializaciones: Obstetricia, Ginecología, Ultrasonido, Ginecología-Endocrinología.

Nadezhda Shmakova. Precio de recepción: 1200 rub.

Haga una cita para recibir 1,200 rublos. Al hacer clic en "Concertar una cita", acepta los términos del acuerdo de usuario y da su consentimiento para el procesamiento de datos personales.
Natalia Mikhalchuk Albertovna

14 comentarios Inscribirse

Precio: 1100 rublos.
Especializaciones: Obstetricia, Ginecología.

Natalia Mikhalchuk Albertovna Precio de la recepción: 1100 rublos.

Haga una cita para 1100 rublos. Al hacer clic en "Concertar una cita", acepta los términos del acuerdo de usuario y da su consentimiento para el procesamiento de datos personales.

Obstetras en Yekaterinburg

× cerrar Enfermedades similares:
Apriete apretado e incremento de la placenta, inflamación y acreción de la placenta. Sangrado con separación prematura de la placenta normalmente adherida.
Enfermedades por orden alfabético:
Enfermedades de la letra P
Localización de la enfermedad: Enfermedades de la placenta Siguiente enfermedad: Categoría de dishidrosis × cerrar

  • Perfil quirurgico
  • Cirugia abdominal
  • Obstetricia
  • Cirugía de Campo Militar
  • Ginecologia
  • Cirugía pediátrica
  • Кардиохирургия
  • Нейрохирургия
  • Онкогинекология
  • Oncología
  • Oncosurgeria
  • Ortopedia
  • Otorrinolaringología
  • Oftalmología
  • Сосудистая хирургия
  • Торакальная хирургия
  • Traumatologia
  • Urología
  • Хирургические болезни
  • Эндокринная гинекология
  • Терапевтический профиль
  • Alergología
  • Gastroenterología
  • Hematología
  • Hepatologia
  • Dermatología y venereología
  • Enfermedades infantiles
  • Enfermedades infecciosas de los niños
  • Inmunología
  • Enfermedades infecciosas
  • Cardiología
  • Narcología
  • Enfermedades nerviosas
  • Nefrologia
  • Enfermedades profesionales
  • Neumología
  • Reumatología
  • Fisiatría
  • Endocrinologia
  • Epidemiologia
  • Odontologia
  • Odontopediatría
  • Odontologia protesica
  • Odontologia terapeutica
  • Odontologia quirurgica
  • Otros
  • Dietologia
  • Psiquiatría
  • Enfermedades geneticas
  • Enfermedades de transmision sexual
  • Microbiología
  • Enfermedades populares:
  • Herpes
  • Gonorrea
  • Clamidia
  • La candidiasis
  • Prostatitis
  • Psoriasis
  • La sífilis
  • Infeccion por VIH

Nos pondremos en contacto contigo y concertaremos la hora.
la automedicación puede dañar tu salud.
Todo el material se presenta con fines informativos.

Sistema musculoesquelético
Sistema nervioso
Sistema respiratorio
Sistema inmune
Sistema digestivo
Sistema visual
Sistema endocrino
Sistema cardiovascular
Sistema genitourinario

Virus
Las bacterias
Micosis
Los parásitos
La tuberculosis

Salud de la mujer
Salud de los hombres
Salud infantil
Salud mental

Loading...