Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2019

Temperatura óptima del aire en la habitación para un bebé recién nacido: cómo mantener la temperatura

En casi todos los libros y libros de texto dedicados al cuidado infantil, se llama la atención sobre el hecho obvio de que el bebé tiene mecanismos imperfectos para regular la temperatura corporal y, por lo tanto, existe un gran riesgo de hipotermia. A partir de esto, en general, la posición absolutamente correcta, a menudo se hacen conclusiones absolutamente erróneas [1]. Se da prioridad a la protección del niño contra la hipotermia, en la medida en que la compra de un calentador eléctrico es una de las acciones más obligatorias en la preparación de la reunión del recién nacido. Si, como ya hemos mencionado, la temperatura del aire en el pabellón de recién nacidos en el hospital de maternidad no debe ser inferior a 22 ° C (como regla, es más alta), de acuerdo con las instrucciones, entonces todos los padres temerosos tratarán de asegurarse de que (temperatura) no cayó. El autor visitó a cientos de recién nacidos en los primeros días después de su alta hospitalaria, y la sensación de falta de aire fue la más constante y la más típica de todas las sensaciones que tuvo que experimentar después de una corta estadía en la habitación de los niños.

Con pánico ante el frío, los padres a menudo ni siquiera piensan que la imperfección de los mecanismos de termorregulación mencionados por nosotros está llena de hipotermia, sino también de sobrecalentamiento.

El metabolismo de un recién nacido es muy intenso y se acompaña de la producción de una cantidad significativa de calor. De este calor el cuerpo del niño debe deshacerse de él. Esto se puede hacer de dos maneras: a través de los pulmones y a través de la piel (transferencia de calor directa al contacto de dos medios con diferentes temperaturas más la evaporación del sudor).

El aire inhalado por el hombre (el recién nacido no es una excepción) que llega a los pulmones se calienta a la temperatura corporal. Es decir, el niño inhala aire a una temperatura de 18 ° C y exhala, respectivamente, a 36.6 ° C. En este caso, por supuesto, se pierde una cierta cantidad de calor. Si la temperatura del aire inhalado es 23 ° C, entonces es obvio que la pérdida de calor disminuye notablemente. Pero tienes que perder el calor! Y el niño activa el segundo camino de la pérdida: a través de la piel. Es necesario formar sudor [2], que no solo es húmedo, sino también salado, lo que significa que el agua y las sales se pierden, y las reservas de ambos son muy pequeñas en el recién nacido.

Incluso con una pequeña falta de líquido, el trabajo de todos los sistemas y órganos se ve significativamente afectado. Y las consecuencias de estas violaciones, está obligado a descubrirlo convirtiendo al niño. El sobrecalentamiento organizado en el hospital de maternidad (si no hubiera dicho que tenía un resfriado) se observa principalmente en la piel de su recién nacido: es de color rojo brillante, en aquellos lugares donde se acumula la transpiración (en la ingle, por ejemplo), intertrigo [3]. El bebé está hinchado y le duele el estómago (los jugos intestinales gruesos son difíciles de digerir debido a la falta de líquido), manchas blancas en la boca: candidiasis [4] (la saliva espesa no cumple su función debido a la falta de líquido), en la nariz - Cortezas secas que impiden la respiración (a veces incluso no pueden aspirar), etc.

La regulación de la temperatura del recién nacido se puede llevar a cabo resolviendo dos problemas:

1) la temperatura del aire en el vivero,

2) ropa de bebé.

Ambas tareas deben resolverse de inmediato, el primer día después de regresar del hospital. Cuanto más tiempo se reúna y decida, peor será para usted y su bebé, más esfuerzos serán necesarios más adelante para ponerse al día.

Es extremadamente importante (.) No confundir y no confundir conceptos como “frío para un niño” y “temperatura del aire que respira un niño”.

La temperatura óptima de la habitación del niño es de 18-19.° s

Cuanto más alto, peor. Pero para toda tu vida, tanto la tuya como la de los niños, debes recordar la regla más importante que te permite tomar la decisión correcta si tienes dudas [5]:

MEJOR RETENCIÓN QUE EL CALOR

Solo de esta manera y no de otra manera, porque es imposible, en ningún caso debemos olvidar que el sobrecalentamiento del niño no es menos, sino que, por regla general, ¡es mucho más peligroso que el enfriamiento excesivo!

Las condiciones naturales usualmente le permiten crear la temperatura óptima (18-19 ° C), pero hay excepciones, y son muy frecuentes. Un niño puede nacer en una estación calurosa, en un país con un clima caluroso, en una ciudad donde los empleados de las redes de calefacción tienden a estar más ansiosos por asumir sus funciones, etc.

Es posible proteger al niño del sobrecalentamiento a altas temperaturas en la habitación (por encima de 22 ° C), actuando en tres direcciones:

1) ropa, o más bien su cantidad mínima,

2) ingesta suficiente de líquidos corporales del niño, además de la leche (agua),

En todas estas áreas, continuaremos a fondo en el futuro.

Otro factor - no menos significativo en comparación con la temperatura en el vivero - humedad relativa del aire.

La relevancia de este parámetro es extremadamente alta específicamente para los niños, y todo esto está conectado con las mismas características mencionadas anteriormente de la termorregulación de los bebés. El aire exhalado tiene una temperatura corporal y humedad del 100%. Cuanto más seco está el aire inhalado, más líquido consume el cuerpo del niño en su hidratación y a lo que conduce la pérdida de agua adicional, ya informamos.

La mayoría de los lectores de este libro viven en condiciones climáticas muy específicas, cuando al menos seis meses (de octubre a abril como máximo) hay una temporada de calefacción, y la característica principal de casi todos los sistemas de calefacción es el secado del aire en los locales residenciales.

La humedad relativa óptima en la habitación de los niños es del 50-70%.

El aire de calefacción, como regla general, lleva al hecho de que su humedad es, en promedio, dos veces menor que la recomendada. Y mientras más familiares de niños estén preocupados por el riesgo de congelación, más activamente se calienta la habitación de los niños: cuanto más seco está el aire, mayor es la probabilidad de problemas de salud para el bebé: secado de las membranas mucosas del tracto respiratorio (tos, gruñidos con la nariz), problemas de piel, engrosamiento de la sangre, etc. d.

La conclusión es obvia: el control sobre la humedad del aire en la habitación y mantenerla en el nivel adecuado es la tarea más importante para los padres. La solución para la solución es la limpieza frecuente con agua, los recipientes abiertos con agua, las pistolas rociadoras, las fuentes decorativas y el acuario. Las tecnologías modernas hacen que el logro de metas requiera menos tiempo. Los familiares del niño deben saber, al menos, que existe una cosa tan simple, no muy costosa y muy efectiva, que se llama humidificador doméstico (Son vapor y ultrasonido, el segundo es más silencioso y seguro).

Y ahora, volvamos nuestra atención a un fenómeno que sorprende desde el punto de vista cotidiano, como un borrador [6].

«Barra de cruzviento a través, un chorro de aire soplando a través de la habitación a través de "[7].

Es interesante, a quien se le ocurrió pensar por primera vez que la naturaleza puede crear una especie biológica para la cual un chorro de aire es un peligro formidable.

¡Gente querida! Tenemos miedo de los borradores contigo, porque nuestros padres nos protegieron de todos estos borradores de todas las formas posibles. Pero el bebé lo hace con eso? El palo, por supuesto, no es necesario para doblarse, pero grita constantemente: "¡Cierra la puerta pronto!" No lleves nada bueno. El niño le teme a un extraño. Y no puedes vivir la vida sin haberte visto nunca con un draft. Así que es mejor reunirse con él en la infancia, no temer más que un tío adulto y respetable para gritar a todo el autobús: "¡Cierra la ventana, se nota!"

Desde el momento en que regresa del hospital de maternidad, no preste atención a si la puerta de la habitación donde se encuentra el niño está abierta o cerrada. No importa desde el punto de vista de su salud, dónde se encuentra la cama y si el aire proviene de la ventana entreabierta. Para un niño de cinco años, ya mimado por el deseo de salvarlo, lo ha hecho. Y para un recién nacido - no.

[1] Estos hallazgos, en general, no son hechos por autores de libros y libros de texto, sino por padres.

[2] Las glándulas sudoríparas en el recién nacido están poco desarrolladas, es decir, la naturaleza misma está adaptada a la pérdida de calor precisamente a través de la respiración.

[3] La erupción del pañal es una inflamación de la piel que se presenta principalmente en sus pliegues.

[4] La candidiasis es una inflamación de la mucosa oral causada por hongos parecidos a la levadura.

[5] Esta regla debe implementarse, por supuesto, no a la edad de cinco años ni a los diez, sino desde el momento del nacimiento.

[6] Por alguna razón, le parece al autor que la mayoría de los lectores no tienen aire acondicionado o instalaciones de clima artificial. La ventilación abierta es el dispositivo técnico más común para reducir la temperatura del aire en una habitación. Hablar de un borrador en este caso puede ser bastante apropiado.

[7] Definición del Diccionario de la lengua rusa S. I. Ozhegova, Moscú: lengua rusa, 1984.

Temperatura ambiente óptima para los bebés.

Los expertos en el campo de la pediatría aconsejan adherirse a una temperatura en el rango de 18-22 grados. Es a esta temperatura que el niño se siente normal y su desarrollo se desarrolla en condiciones más naturales.

En invierno es bastante difícil controlar la temperatura indicada debido al comienzo de la temporada de calefacción. Pero hay que tener cuidado de que la temperatura en la habitación no supere 23 grados .

Se debe prestar especial atención a mantener la temperatura normal en la habitación mientras el niño está durmiendo.. En una habitación demasiado caliente, como en una fría, el niño dormirá sin descanso, a menudo se despertará, actuará. Los padres deben observar la temperatura necesaria para un sueño cómodo del bebé. La temperatura del aire en la habitación donde duerme el bebé no debe ser más de 22 grados. Al mismo tiempo, es necesario tener en cuenta las características individuales del niño: uno dormirá bien y a 18 grados, el otro se congelará a esta temperatura. Por lo tanto, las madres deben saber a qué temperatura duerme mejor su bebé.

Para controlar la temperatura ambiente, coloque un termómetro cerca de la cuna.

También es conveniente abandonar el uso de toldos y protectores que decoran la cuna del bebé. Además del hecho de que estas cosas acumulan polvo rápidamente, también impiden la circulación normal del aire.

Otro momento importante se considera que es la temperatura adecuada de la habitación mientras se baña a un niño. Muchos padres creen que la temperatura de la habitación mientras se baña a un niño debería ser algo más alta de lo normal. Pero esto está lejos de ser el caso.

Si el baño se realiza a una temperatura más alta del aire en la habitación, el bebé después del baño se congelará en las condiciones ya familiares.

Por lo tanto, si va a bañar al niño, no necesita elevar específicamente la temperatura en la habitación. Después de bañarse, es suficiente sostener al bebé en una toalla caliente. Los padres que intentan enseñar al niño a endurecerse desde la infancia, por el contrario, después de bañarse durante varios minutos, organizan baños de aire.

Por lo tanto, la temperatura óptima en la habitación del recién nacido debe ser constante. No es necesario calentar la habitación para dormir o bañar a un bebé.

Debe tenerse en cuenta que estos parámetros de temperatura ambiente están indicados para niños sanos nacidos a término. Si el niño nació prematuramente, se requieren condiciones especiales.. En particular, la temperatura del aire en la habitación debe ser 24-25 grados . Esto se debe a la falta de termorregulación adecuada en los bebés prematuros.

¿Qué es peligroso sobrecalentamiento o hipotermia?

Los científicos han notado que El sobrecalentamiento del recién nacido es mucho peor que la hipotermia.. Los procesos metabólicos que ocurren en un recién nacido a una velocidad mayor que en un adulto llevan a una acumulación de calor en el cuerpo. Deshacerse del exceso de calor se produce en el proceso de respiración y a través de la piel. Si la temperatura ambiente es lo suficientemente alta, el proceso de liberación de calor por la respiración es algo más difícil. Y el segundo mecanismo de transferencia de calor comienza a funcionar intensamente: a través de la piel a través de la transpiración. El niño comienza a sudar, enrojecerse, tiene dificultad para respirar, su pulso se acelera. El bebé puede volverse letárgico, lloroso, inquieto. Puede haber problemas como calor espinoso, dermatitis, urticaria, alteración de los procesos metabólicos y termorregulación. Por lo tanto, es muy importante no exceder los estándares de temperatura permitidos en la habitación donde se encuentra el recién nacido.

El sobreenfriamiento no es menos peligroso. Las condiciones de baja temperatura pueden conducir a enfermedades catarrales, que están llenas de complicaciones graves.

En este sentido, es necesario observar la temperatura óptima de la habitación a la que el niño se sentirá más cómodo.

Cómo mantener la temperatura en la habitación.

Para lograr la temperatura óptima, debe determinar qué temperatura es más aceptable para el niño. Cada niño se siente diferente incluso a la misma temperatura. Determinar qué temperatura ambiente es adecuada para su hijo es bastante simple:

  • El niño se siente bien, duerme bien,
  • El niño no se ruboriza, no suda,
  • Los brazos y las piernas del bebé no están fríos, el bebé no está cubierto con "piel de ganso",
  • La respiración y el pulso del recién nacido corresponden a la norma.

Si la temperatura en la habitación se desvía significativamente de los límites permisibles, se deben tomar medidas para regular el régimen de temperatura.

  1. Si la habitacion esta caliente, es posible ajustar la temperatura por aire o aire acondicionado. Naturalmente, el niño en el momento de la emisión no debe estar en la habitación. Es deseable en este momento caminar con el bebé. El aire acondicionado se puede instalar en la habitación de al lado o en otra parte de la habitación donde se encuentra el niño. Lo principal es que el bebé no caiga bajo el flujo directo de aire fresco. Las baterías calientes se recomiendan para cubrir con una colcha densa o una manta.
  2. Si el cuarto esta frescoentonces puede alcanzar la temperatura deseada usando calentadores.

Si no puedes controlar la temperatura en la habitación.

En una situación en la que no es posible controlar la temperatura de la habitación, necesita:

  • Déle al niño abundantes líquidos (si la habitación está caliente y mal ventilada),
  • Para vestir al bebé de acuerdo con la temperatura de la habitación (si hace calor, puede limitarse solo con las bragas, si hace frío, asegúrese de usar deslizadores, un chaleco abrigado, calcetines),
  • Es razonable acercarse al proceso de baño (a temperatura ambiente elevada, puede bañar a su bebé varias veces al día).

Humedad del aire

Un indicador igualmente importante es la humedad del aire en la habitación donde se encuentra el recién nacido. A menudo, el aire en las habitaciones es bastante seco, especialmente durante la temporada de calefacción. Por eso es necesario cuidar el mantenimiento. Humedad óptima, que debe ser al menos del 50%. . Puede aprender sobre la humedad en la habitación utilizando un higrómetro doméstico..

Si la humedad es significativamente más baja que la aceptable, entonces es recomendable comprar un especial humidificador de aire. Si esta posibilidad está ausente, entonces Puede aumentar la humedad de las siguientes maneras.:

  • Poner latas de agua
  • Instalar acuario
  • Ponga sábanas mojadas en las baterías.

Crear y mantener una temperatura y humedad óptimas en la habitación afecta positivamente el bienestar, la condición y el estado de ánimo de su bebé.

Humidificador de aire

Leemos más:

Hola chicas Hoy te contaré cómo logré ponerme en forma, perder 20 kilogramos y finalmente deshacerme de complejos espeluznantes de personas gordas. ¡Espero que la información te sea de utilidad!

¿Quieres leer nuestros materiales primero? Suscríbete a nuestro canal de telegramas.

Temperatura confortable en la habitación del bebé.

La mayoría de los pediatras están de acuerdo en que la temperatura óptima en la habitación de un bebé recién nacido debe variar en el rango de 18 a 22 ° C. Consideran que esta temperatura es cómoda para la salud normal del bebé y su desarrollo posterior.

El doctor Komarovsky, conocido hoy en día, afirma que la temperatura en la habitación donde se encuentra el bebé recién nacido debe estar entre los 18 y los 19 grados. En su opinión, esta es la temperatura óptima para los bebés.

El cumplimiento de la temperatura en la habitación en invierno es mucho más complicado. Esto se debe al hecho de que en el período de calefacción el suministro de calor a la vivienda no depende de nosotros. Por lo tanto, incluso en invierno es necesario mantener la temperatura a no más de 23 grados.

Otra condición importante para el bienestar del bebé es mantener los indicadores de temperatura necesarios durante la noche. Si la habitación está demasiado fría o caliente, el sueño del bebé será inquieto, con frecuentes despertares y estados de ánimo. La temperatura ideal para un sueño reparador no debe superar los 22 grados.

Es necesario seleccionar la temperatura óptima para el bebé, teniendo en cuenta sus características individuales. Las mamás deben determinar a qué temperatura duerme más fácilmente su bebé.

Recuerde que la circulación de aire normal no es posible si un toldo cuelga sobre una cuna o se usan protectores para decorar la cama.

Temperatura durante el baño bebé

Durante el tratamiento del agua, también es necesario mantener los parámetros de temperatura apropiados del aire en la habitación.La mayoría de los padres creen que la temperatura en el baño de un recién nacido debe mantenerse a un nivel más alto de lo normal. Sin embargo, están profundamente equivocados. Si baña a un bebé en una habitación más cálida, al final del tratamiento de agua, volviendo a las condiciones climáticas habituales, seguramente se congelará.

Esto significa que, con la intención de bañar la miga, no es necesario calentar adicionalmente el baño. El bebé debe nadar a su temperatura habitual. Después de bañarse, debe envolver brevemente al bebé en una toalla tibia. Si los padres quieren apagar a un niño de la infancia, inmediatamente después de los procedimientos de agua deben darle baños de aire en unos pocos minutos.

Por lo tanto, no es necesario calentar adicionalmente la habitación por la noche y mientras se baña al bebé. La temperatura del aire en la habitación debe mantenerse constantemente al mismo nivel.

Temperatura para los bebés prematuros.

Se debe tener en cuenta que los estándares de temperatura ambiente mencionados anteriormente son aplicables solo para niños nacidos a tiempo. Para un bebé prematuro, otras condiciones deben ser respetadas. Para él, el régimen de temperatura óptimo, que varía entre 24 y 25 ° C, ya que la termorregulación adecuada en estos niños a menudo se ve afectada.

Los peligros asociados al sobrecalentamiento o hipotermia del bebé.

Los especialistas en el campo de la pediatría han notado que el sobrecalentamiento de un bebé conlleva más peligros que su hipotermia. Durante los procesos metabólicos que ocurren en los bebés mucho más rápido que en los adultos, una cierta cantidad de calor se acumula en el cuerpo. El exceso de calor se libera a través de la superficie de la piel o en el proceso de respiración. El retorno del exceso de calor a través de la respiración se vuelve mucho más complicado a altas temperaturas del aire en la habitación. Luego, la transferencia de calor ocurre a una velocidad acelerada a través de la piel a través del sistema de sudoración. El bebé está sudando, tiene enrojecimiento, el pulso se hace más frecuente y la respiración es difícil.

Todo esto aumenta las lágrimas del niño, lo vuelve lento y le quita la calma. También puede causar dermatitis y calor espinoso, se alteran los procesos metabólicos y la transferencia de calor. En este sentido, la norma de temperatura en el vivero debe ser estrictamente observada por los padres.

Hipotermia

La hipotermia de un bebé recién nacido no es menos peligrosa. La frialdad excesiva puede provocar el desarrollo de resfriados en el niño, lo que conlleva la aparición de una serie de complicaciones peligrosas.

Por lo tanto, la temperatura en la habitación para el recién nacido debe observarse estrictamente de acuerdo con las normas y recomendaciones existentes de los pediatras.

Maneras de mantener la temperatura en la habitación del recién nacido.

Antes de configurar la temperatura óptima en la habitación, debe decidir qué modo de temperatura es más cómodo para su hijo. Es bastante fácil averiguar la temperatura óptima de la habitación para un niño:

  1. El niño tiene un buen estado de salud y un sueño reparador.
  2. El bebé no tiene enrojecimiento ni hemorragia,
  3. la llamada "piel de ganso" no se observa en la piel del bebé, y sus piernas y brazos son cálidos,
  4. La respiración del niño no es difícil, el pulso no está congestionado.

En el caso de que los parámetros de temperatura en la habitación no cumplan con los estándares, se deben tomar algunos pasos para regular la temperatura del aire.

A temperaturas elevadas en la habitación del niño, la regulación se realiza utilizando un acondicionador de aire o ventilando la habitación. Mejor en este momento ir con una miga a pasear. El aire acondicionado debe instalarse en la habitación contigua o en la misma habitación, pero lejos del niño. Los radiadores de calefacción deben cubrirse con una manta gruesa o una manta.

A baja temperatura del aire en el vivero, es posible mantener indicadores de temperatura óptimos encendiendo los calentadores.

¿No es posible controlar la temperatura en la habitación?

No siempre los padres tienen la capacidad de mantener la temperatura deseada en la habitación donde se encuentra el niño. En este caso es necesario:

  1. dale un poco más de agua al bebé, si el aire en la habitación está tapado y la temperatura es alta,
  2. El bebé debe vestirse de acuerdo con la temperatura de la habitación. Si la temperatura está por encima de la norma, entonces es suficiente usar solo bragas. Si la habitación está fría, definitivamente necesitas deslizadores, calcetines y una sudadera acolchada de material cálido.
  3. bañar al bebé, centrándose en la temperatura del aire en la habitación. En una habitación caliente, el procedimiento de baño se puede repetir varias veces a lo largo del día.

La creación de condiciones climáticas óptimas en la habitación para un bebé recién nacido tendrá un impacto positivo en el estado de salud, el estado de salud y el estado de ánimo del bebé.

¿Qué temperatura debe estar en la habitación del recién nacido?

Las normas del microclima en el apartamento están estandarizadas y especificadas en GOST, incluida la temperatura de la habitación para los niños. Sin embargo, debe recordarse que las recomendaciones para niños y bebés son diferentes, y en el caso de los bebés, vale la pena confiar no en los estándares de GOST, sino en las recomendaciones de los profesionales. Como dicen los pediatras, la temperatura agradable en una habitación para un recién nacido es de 18-20. Incluso si el niño está durmiendo, su cuerpo funciona el doble de rápido que el de los adultos. Deriva el exceso de calor de dos maneras: a través de la respiración y el sudor. En el caso de la respiración, si el termómetro en la habitación para el bebé es significativamente más bajo que la temperatura de su cuerpo, el calor innecesario se apaga fácilmente cuando exhala. Esta es la forma más óptima y natural. Si la temperatura en la habitación para un bebé recién nacido es demasiado alta, el primer método deja de funcionar y el cuerpo del bebé comienza a sudar, eliminando así el exceso de calor. Dicha termorregulación puede causar consecuencias en forma de enrojecimiento de la piel, por lo que se manifiesta la reacción natural del cuerpo a su propio sudor y sal. Además, puede haber costras en la nariz, lo que dificulta la respiración, sequedad y manchas blancas (signos de candidiasis bucal) en la boca. Si la temperatura en el vivero está constantemente por encima de lo normal, razón por la cual el niño está sudando constantemente, el estómago de una persona pequeña puede hincharse debido a la falta de líquido en el cuerpo, que puede estar acompañado de dolor, y luego el bebé no podrá descansar fácilmente. A menudo hay que recurrir a la hospitalización e inyección de líquidos por vía intravenosa.

Temperatura del aire para un recién nacido: ¿cómo controlarlo?

La temperatura de la habitación para un recién nacido debe controlarse y regularse constantemente, de modo que cualquier diferencia en ella pueda eliminarse antes de que se estropee el estado de ánimo y el bienestar del niño. En primer lugar, puede comprar un termómetro y colocarlo cerca del bebé. Pero vale la pena recordar que hay características individuales del cuerpo, y la misma temperatura del aire en la habitación para un recién nacido para un bebé puede ser absolutamente cómoda, y la segunda se congelará, por lo que debe controlar cuidadosamente no solo el valor del termómetro, sino también el comportamiento del niño. Si no quiere preguntarse constantemente cuál es la temperatura en la habitación del niño y si la situación real corresponde a los estándares, debe prestar atención al consejo de los pediatras y utilizar los parámetros de control automático en el sistema de microclima inteligente MagicAir, que lo ayudará a obtener rápidamente los datos reales. teléfono inteligente

¿Cómo mantener la temperatura óptima en la habitación del recién nacido?

Mantener la temperatura en la habitación del bebé depende de la temporada. En verano, si el apartamento se calienta mucho más fuerte de lo recomendado, es necesario instalar aire acondicionado y ajustar la configuración. Lo principal es proteger al bebé de la influencia directa del flujo de aire del aire acondicionado y las corrientes de aire; es necesario encontrar el lugar más cómodo en la habitación de la cuna en términos de calor y seguridad.
En invierno, debido al calentamiento de las baterías, el termómetro en la casa variará en el rango de 25-26. Hay varias maneras de mantener una temperatura normal en tales condiciones: ventilar la habitación mientras camina con su bebé o está en otra habitación, media hora cuatro veces al día, envuelva los radiadores con un paño grueso para retrasar el calor. También es posible quitarle todo a un niño, excepto los pañales, si la casa tiene más de 24 dientes, es más frecuente bañarla y regarla para evitar la deshidratación. También puede usar las capacidades del sistema de microclima inteligente, que no solo le dice cuál es la temperatura en la habitación para un niño recién nacido, sino que también inicia automáticamente el respiradero para ventilar y normalizar los parámetros.

También vale la pena señalar que "¿Qué temperatura debería tener un bebé?" Y "¿Qué temperatura debería estar en la habitación de un bebé?" Son dos preguntas completamente diferentes, pero son interdependientes. Si las condiciones en las que el niño crece son normales, entonces los problemas de salud del bebé serán mucho menores.

Humedad para un recién nacido

¿Por qué es importante saber qué humedad debe haber en el vivero?

Si el bebé de repente comenzó a toser, a oler o tener problemas en la piel, todo podría ser una referencia a la humedad inestable de la habitación.
El aire que inhala el niño pasa a través de las vías respiratorias y en la exhalación contiene 100% de humedad. Si el aire de la habitación está seco, el cuerpo del niño desprenderá humedad, lo que provocará la pérdida de líquidos y problemas relacionados. Entonces, ¿qué humedad debe estar en el vivero? El nivel óptimo de humedad debe mantenerse en alrededor del 50-70%. Un simple higrómetro te ayudará a determinar este nivel en la habitación. Para simplificar la supervisión de los indicadores, puede instalar una estación base de microclima inteligente MagicAir. Ella controlará la humedad en la habitación para el recién nacido, su interfaz es bastante simple y el control está disponible desde el teléfono inteligente y la computadora.

En otoño y primavera, la humedad natural del aire para un recién nacido se mantiene aproximadamente en el nivel óptimo debido a la saturación de humedad con el aire en principio. En invierno, el aire es más seco y la humedad se puede aumentar durante este período de manera simple:

  • limpieza periódica en húmedo
  • Instalación de recipientes abiertos con agua junto a la cuna del bebé,
  • comprar un humidificador (hay vapor y ultrasonido. Estos últimos son más silenciosos y más seguros para el niño).

El control del clima interior para un niño ayuda a los padres a crear las condiciones ideales para el crecimiento y desarrollo del bebé, su maravilloso estado de salud y estado de ánimo. Al ajustar los parámetros del microclima, vale la pena recordar que la hipotermia es menos peligrosa para un bebé que el sobrecalentamiento, y que la humedad excesiva es más segura que insuficiente, por lo que debe verificar con cuidado cuál es la temperatura de la habitación para el recién nacido y saber qué humedad debe tener en el vivero. Después de todo, los niños sanos son padres tranquilos y un buen ambiente familiar.

Peligro de calor excesivo

Las mamás deben saber que el sobrecalentamiento conlleva un daño mucho mayor que la hipotermia. Debido al hecho de que los procesos metabólicos ocurren en los bebés mucho más rápido, el calor se acumula en sus cuerpos. El control térmico en los recién nacidos también ocurre de manera diferente, aún no se ha formado completamente, lo que significa que los procesos de intercambio de calor deben ser regulados por los padres.

El cuerpo del bebé tiene que deshacerse del exceso de calor, hay dos formas naturales: el sistema respiratorio y el sistema de sudoración. Sin embargo, para el cuerpo frágil del niño, el enfriamiento a través de la respiración no es posible, por lo tanto, los procesos de sudoración se intensifican. Con la sudoración, el cuerpo del bebé comienza a perder rápidamente la sal y la humedad necesarias y siente la falta de agua. Esto puede llevar a las siguientes consecuencias desagradables:

  1. La aparición de costras en la nariz del bebé, debido a lo que dificulta la respiración del niño.
  2. Debido al secado de la saliva en la cavidad bucal, puede desarrollarse candidiasis.
  3. Debido a la falta de agua, los intestinos son mucho más difíciles de absorber los nutrientes, el bebé sufre de cólicos en la barriga.
  4. Hay erupción del pañal (especialmente en el área del pañal y pliegues). Esta es la respuesta del cuerpo al sudor.

Como vemos, la sudoración excesiva es un cierto peligro. Incluso puede requerir intervención médica para eliminar las consecuencias.

Peligro de temperatura del aire demasiado baja.

El aire frío no solo causa al bebé una serie de inconvenientes, sino que también puede causar enfermedades graves. Los niños no pueden hacer frente a las bajas temperaturas por su cuenta. Esto es lo que sucede si el cuerpo del bebé intenta normalizar el intercambio de calor a través de la respiración, como hacen los adultos:

  1. El niño inhala aire que es mucho más frío que su propia temperatura.
  2. El aire pasa a través del tracto respiratorio, su temperatura aumenta hasta la temperatura corporal.
  3. A la salida, el aire ya caliente toma el calor necesario para el bebé.
  4. La hipotermia ocurre en el cuerpo del niño.

Cuanto mayor sea la diferencia en la temperatura del aire y la temperatura del cuerpo del bebé, más activamente funcionará el aparato de transferencia de calor y mayor será la probabilidad de que el bebé se enferme.

Temperatura óptima para la habitación del bebé.

La mayoría de los pediatras pediátricos están de acuerdo en que la temperatura permitida en el vivero debe oscilar entre 18 y 22 grados. Sin embargo, para cada bebé individual, la temperatura debe elegirse individualmente, teniendo en cuenta sus necesidades. La época del año y el clima exterior juegan un papel importante en la elección de la temperatura.

Invierno y verano.

La temperatura en la habitación se vuelve más difícil de controlar debido a la temporada de calefacción. Y el verano en sí es la época más calurosa del año. Es necesario asegurarse de que el aire de la habitación no se sobrecaliente y no suba a 24 grados.

Primavera y otoño.

En estas estaciones, los padres deben asegurarse de que el bebé no se congele, la temperatura no debe caer por debajo de 18 grados, de lo contrario, el niño puede enfriarse demasiado.

Vale la pena recordar que estas reglas solo son válidas para niños sanos. Si su bebé nació prematuramente, necesita un ambiente diferente. Debido a la falta de termorregulación en estos niños, la temperatura en la habitación debe ser varios grados más alta.

El sueño es un momento particularmente crucial. Los padres deben cuidar el cumplimiento del régimen térmico por la noche con la misma atención que durante el día. En caso de violación de la temperatura agradable, el sueño del niño será inquieto, dormirá mal y llorará a menudo. La temperatura durante el sueño no debe exceder los 22 grados. Pero, nuevamente, todo depende de las características individuales de su hijo. La madre definitivamente necesita saber a cuántos grados el bebé dormirá mejor.

Para controlar la temperatura con la mayor precisión posible, el termómetro debe ubicarse directamente junto a la cama del bebé.

Los expertos recomiendan a los padres que no utilicen toldos y protectores, ya que estos elementos pueden interferir con el flujo de aire. También acumulan polvo en su superficie, lo que puede causar una reacción alérgica y enfermedades respiratorias en el niño.

No olvide que solo usted puede determinar la temperatura óptima para su bebé. Si el bebé no suda y no se congela, no es caprichoso y sus piernas y brazos están calientes, significa que esta temperatura es perfecta para él.

Baño de bebe

La temperatura del aire durante el baño es uno de los factores más importantes para la salud de un bebé. Algunos padres creen que durante y después de bañarse el aire en la habitación debe ser más cálido que en otras ocasiones. Por supuesto, tales padres pueden ser entendidos: están ansiosos por ayudar al niño con todas sus fuerzas. Sin embargo, esta es una posición absolutamente incorrecta. No olvides que la temperatura más alta para la habitación es de 23 grados. Y así debería ser antes y después de bañar al niño.

¿Cómo cuidar a un bebé recién nacido y qué debe hacer un bebé en 1 mes? - leer aquí.

Indicadores de la tasa de crecimiento y el peso del niño por meses, aquí https://jliza.ru/rost-ves-po-mesyaczam.html.

En el caso de que el baño del bebé se lleve a cabo en una habitación más cálida, el bebé se congelará a la temperatura normal después del baño. Debido a esto, cuando se prepara para lavar a un niño, no se recomienda elevar la temperatura. Si no quiere que su hijo se enfríe después de los tratamientos con agua, solo cúbralo con una toalla tibia por un tiempo. Entonces, podemos concluir que la temperatura en la habitación debe ser constante. No debe cambiarse mientras se baña o duerme un niño.

¿Qué es el sobrecalentamiento peligroso y la hipotermia?

Una de las características principales del bebé es la alta tasa de procesos metabólicos en su cuerpo, incluso durante el sueño. Cuando el metabolismo produce una cierta cantidad de calor que requiere la liberación en el medio ambiente.

En los seres humanos, la transferencia de calor se realiza de dos maneras: a través del sistema respiratorio y a través de la transpiración:

1. En el primer caso, el niño respira aire, cuya temperatura está por debajo de la temperatura corporal.

Las masas de aire, que pasan por el "conducto de aire" y los pulmones, comienzan a calentarse para llevar a cabo el exceso de calor con una exhalación. Если температура воздуха существенно ниже температуры ребёнка, то теплообмен повышается.

2. Процесс выделения пота также важен для функционирования человеческого организма. Повышенный температурный режим «перекрывает» дыхательный механизм, вот почему активируется потоотделение.

Выделительная система грудничка вырабатывает жидкости, выходящие на кожные покровы и выводящие необходимые организму соли.

Como resultado, el niño comienza a sobrecalentarse, cuyos síntomas son:

  • secado de saliva, que está lleno de candidiasis (candidiasis),
  • la aparición de costras y costras en el pasaje nasal, que impiden la respiración normal,
  • problemas con la barriga, debido a que la falta de líquido no permite que los órganos del tracto gastrointestinal absorban la leche (el jugo gástrico se espesa),
  • La aparición de la erupción del pañal: enrojecimiento de la piel debajo de los pañales y en los pliegues (así es como la piel del bebé reacciona al sudor salado).

La hipotermia es tan peligrosa para un niño como aumenta el riesgo de resfriados, que están cargados de las consecuencias más graves e indeseables.

Los signos del cuerpo de la hipotermia infantil son:

  • manos y pies fríos,
  • tinte azulado de la piel en el triángulo nasolabial,
  • piel pálida.

Para excluir estas dos condiciones, el sobrecalentamiento y el enfriamiento excesivo, los padres deben mantener la temperatura y la humedad normales del aire para que el bebé se sienta lo más cómodo posible.

¿Cuál debería ser la temperatura óptima del aire en la habitación?

No confíe en el consejo de mamás o abuelas experimentadas cuando se trata de la salud del bebé. Especialmente porque los pediatras y los neonatólogos han determinado durante mucho tiempo los parámetros físicos básicos para la habitación de los niños.

Por lo tanto, según su investigación, la temperatura de la habitación para un recién nacido sano debe estar en el rango de 18 a 22 grados. Para controlar estos indicadores, puede usar el aire acondicionado y un termómetro cerca de la cama del niño.

Sin embargo, esto no es todo, ya que la temperatura óptima de la habitación en un apartamento depende de varias condiciones:

  • Para el sueño normal y el descanso en el verano, es necesario mantener la temperatura dentro de los 18 grados. Para evitar el sobrecalentamiento, lo más probable es que tenga que comprar un acondicionador de aire.
  • Sin embargo, con el inicio de la temporada de calefacción, la temperatura en la habitación del pequeño recién nacido cambia significativamente, al igual que la humedad. Si durante el período de actividad de los niños la temperatura puede estar en el rango de 23 a 24 grados, entonces para dormir puede llevar los indicadores a 18 a 20 grados usando aire acondicionado (esta es la norma).
  • En general, es especialmente importante eliminar el sobrecalentamiento del niño durante el sueño. La temperatura normal de la habitación por la noche no debe exceder los 22 grados. En una habitación sobrecalentada, no será cómodo para el bebé dormir, está tapado, por lo que los bebés se despertarán y llorarán.

Además, debe tener en cuenta las características personales del bebé: alguien podrá dormir a 19 grados y, para otros niños, esa temperatura ambiente parecerá demasiado fría. Es por eso que cada madre debe controlar si las piernas del bebé están frías y húmedas si duerme.

También debe tener en cuenta el hecho de que los indicadores de temperatura anteriores solo son adecuados para niños nacidos a tiempo.

Temperatura del baño

Es importante observar el régimen de temperatura no solo para la habitación en la que el niño duerme y descansa, sino también en la sala de baño. Algunos padres creen que el niño puede y debe ser bañado en una habitación con calefacción durante casi cinco años. Sin embargo, están equivocados.

Si baña a un bebé en una habitación caliente, luego de mudarse a una habitación fresca, el bebé puede enfriarse demasiado y resfriarse. Por lo tanto, no es necesario que el baño sobrecaliente específicamente la habitación.

Después de los procedimientos en el agua, los pediatras recomiendan envolver al niño en una toalla caliente y luego usar ropa cómoda.

Aire acondicionado y otras formas de mantener la temperatura.

Para que la temperatura en la habitación del recién nacido coincida con el rendimiento óptimo, es necesario establecer qué “clima” es más adecuado para su hijo. El sobrecalentamiento y la hipotermia no pueden preocuparse si:

  • el niño se siente bien, se comporta con calma durante el sueño,
  • La piel del bebé está seca, no se observa enrojecimiento.
  • Las extremidades del niño son cálidas, no están cubiertas de piel de gallina,
  • La respiración y los latidos del corazón no son demasiado rápidos.

Cuando la temperatura del aire es significativamente diferente de los indicadores estándar, es necesario comenzar inmediatamente a optimizar el microclima del hogar.

Sus acciones dependerán de la cantidad de grados en la sala, demasiado o no lo suficiente.

Si la casa está caliente y cargada, puedes:

  • ventile regularmente la habitación (3-4 veces al día), lleve al niño a otra habitación a esta hora o salga a caminar con él,
  • instale el acondicionador de aire lejos del niño, en otra habitación o lejos del bebé (no debe caer bajo los flujos de aire direccionales del acondicionador de aire),
  • las baterías llenas de calor están cubiertas con mantas gruesas, colchas, mantas que atrapan el calor en el interior,
  • quite la ropa extra de un bebé - puede dejar una miga en un pañal,
  • Alimentar constantemente al niño con agua para eliminar el sobrecalentamiento y reducir el riesgo de deshidratación.
  • bañar más a menudo al bebé en un poco de agua fría,
  • deshacerse de varios toldos junto a la cama, que no solo son un colector de polvo, sino que también violan la transferencia de calor.

¿Cómo llevar a un niño en casa?

Si la temperatura ambiente supera los 20 grados, además de encender el aire acondicionado, es necesario vigilar el "traje" del bebé. No es necesario que uses un sombrero y calcetines, lo suficiente para una camisa de vestir regular y el mejor kit para el cuerpo.

Dado que el niño, envuelto en pañales, no se puede calentar con la ayuda de movimientos, es necesario usar un poco más de calor para evitar el enfriamiento excesivo.

Se cree que la envoltura viola de alguna manera la transferencia de calor natural, por lo que el sobrecalentamiento del niño no es exactamente amenazado.

El niño en un sueño también prácticamente no se mueve, por lo que generalmente está cubierto con una manta, pero primero debe verificar la temperatura. A tasas superiores a 18 grados, no se recomiendan los edredones.

Recuerde que en una habitación donde funciona el aire acondicionado, y usted es un poco fresco, el niño, por el contrario, es cálido y cómodo.

Antes de ponerse ropa numerosa, toque las extremidades; si están calientes, entonces el bebé estará caliente. Si la piel es rojiza, húmeda, entonces el niño está caliente.

Loading...